El debate del nacionalismo japonés: ¿revisionismo o reparación?

La cuestión nacional en Japón lleva años siendo un tema que causa controversia y debate tanto dentro como fuera del país nipón. Y no sólo desde la Segunda Guerra Mundial como típicamente se piensa, sino ya en la época de la Restauración Meiji (1867), donde se sembró el germen del imperialismo del siglo XX. En este artículo se hará un repaso del origen del nacionalismo en Japón, el debate actual y su cristalización en partidos y movimientos sociales. 

De la Restauración Meiji al Imperialismo 

La Restauración Meiji fue, entre otras cosas, un ejercicio de redirección de lealtades políticas (Doak, 1997). El Emperador tenía que recuperar su anterior protagonismo y fue por este motivo que el Estado se construyó alrededor de su figura. Una de las herramientas más importantes para llevar a cabo este movimiento fue el uso político del shintoísmo, la religión autóctona de Japón, que desde el principio de la Dinastía había sido legitimador del papel del Emperador y su familia. 

La figura del Emperador vinculada a su origen divino fue devuelta a la cúspide de la pirámide política y, a principios del siglo XX comienza a cobrar fuerza la cuestión racial, otro elemento que más tarde legitimará la expansión imperialista. Esa idea de la superioridad de la raza proviene de los mitos acerca del Clan Yamato, el cual se asentó en Japón alrededor del siglo V d.C y del cual, supuestamente, desciende el Emperador. 

Con toda esta mitología detrás, la Casa Imperial sirvió como un factor clave para justificar el posterior Imperialismo japonés en la Segunda Guerra Mundial. La intención de unificar toda Asia bajo su mandato fue crucial para la guerra japonesa y sobre todo, para la vehemencia y lealtad de los soldados nipones. Al juntar el fervor religioso con la idea nativista de la superioridad racial, Japón se posicionó como uno de los actores principales y más peligrosos de la contienda. 

Del Imperialismo al nacionalismo étnico

Dado el background es más sencillo comprender por qué este es un tema controvertido y que polariza tanto a la ciudadanía, como a los partidos. Actualmente hay varios enfoques dentro del nacionalismo, distinguidos entre sí por centrarse en diferentes cuestiones como la raza, la fuerza militar o el pacifismo. De hecho y como se expondrá a continuación, las consecuencias del Imperialismo son un factor todavía relevante en la concepción de la nación y de su futuro. 

Por un lado, se puede hablar del nacionalismo de Estado o conservador. En él se hace una lectura oficial de la historia, basada en la supremacía del Emperador y en el derecho a armarse del país. Esto implica un enfoque revisionista del pasado Imperial, basado en el orgullo nacional y el no reconocimiento de los crímenes del ejército japonés. Sus defensores son contrarios al artículo 9 de la Constitución, el cual obliga a Japón a no poseer ejército y mantener un perfil pacifista. Creen que las Fuerzas de Autodefensa no son suficientes y piden la vuelta del ejército así como tener un rol proactivo a nivel internacional. 

Actualmente, ejemplos de este tipo de visión nacional se pueden encontrar tanto en movimientos sociales como en partidos políticos, pero se han escogido dos ejemplos que ilustran muy bien el concepto de nacionalismo conservador: los uyoku-dantai y la facción conservadora del Partido Liberal Democrático (PLD). 

Del lado de los movimientos sociales se sitúan los uyoku-dantai. Son grupos de extrema derecha que utilizan símbolos imperiales como el uniforme militar y la bandera del sol naciente, y se guían por las ideas de honor confucionistas, el respeto a la nación y al Emperador. Además, temas como la presencia estadounidense en Okinawa o la soberanía de las islas Senkaku son centrales y utilizados para reivindicar el dominio japonés. Son también contrarios al artículo 9 y piden la reforma constitucional hecha por y para Japón, sin injerencia extranjera.

En cuanto al PLD existen dos ejemplos paradigmáticos de revisionismo y militarismo: Jun’ichirō Koizumi y Shinzō Abe, ambos ex-primer ministros y líderes del partido. Personifican una facción del PLD contraria a la Constitución “americana” (1947), al artículo 9 y a pedir perdón por el pasado imperialista. Ilustrativo de esta postura son las visitas oficiales al santuario de Yasukuni, un lugar donde están enterrados criminales de clase A del ejército japonés. Estos entre otros, son ejemplos más que suficientes para ilustrar cómo este nacionalismo está más presente que nunca.

Por otro lado, se puede hablar del nacionalismo étnico, es decir, aquel basado en la condición racial y cultural de los japoneses y japonesas. Esta línea de pensamiento se vio impulsada por el rechazo al militarismo y a un Estado fuerte que canalice los sentimientos hacia la Nación. La Escuela Romántica de los años 30 fue una expresión del mismo, que rechazaba el nacionalismo a través de la fuerza por considerar esos métodos parejos a los del fascismo. 

Conectado con este último tipo de nacionalismo se encuentra otro de corte pacifista, más adaptado al contexto político actual. Esta corriente remarca la importancia de la cultura y la identidad nacional, pero de la mano de la aceptación del ya mencionado artículo 9, rechazando el Imperialismo y el revisionismo histórico. Se cree que Japón debe seguir siendo un país pacífico, que rechace la violencia y conciba la nación más allá del ejército y del Emperador. 

El nacionalismo: condicionantes internos y externos 

Por último, es importante tratar ciertos temas que remarcan el sentimiento nacionalista en Japón y que polarizan a la ciudadanía a la hora de pensarlos, debatirlos y buscar soluciones para los mismos. Se pueden dividir en conflictos exteriores e interiores.

En los conflictos exteriores, hay tres vértices fundamentales empezando por las relaciones con sus vecinos asiáticos. Corea fue uno de los países más afectados por el imperialismo japonés, con episodios que dejaron cicatriz en la memoria de la ciudadanía coreana como el incidente de las mujeres de solaz o de confort, donde miles de mujeres fueron violadas y obligadas a ejercer la prostitución por parte del ejército imperial. Es por esto, entre otros muchos episodios del pasado imperial, que a día de hoy las relaciones siguen siendo tensas, y los políticos y políticas japonesas se debaten entre la reparación y el revisionismo. 

Otro punto de fricción se da con China, el gigante asiático que en su momento fue también víctima del imperialismo nipón, quien cometió uno de los crímenes más atroces del siglo XX: la violación de Nánking. A esto se suma el conflicto por la soberanía de las islas Senkaku, las cuales China reclama como parte de su territorio mientras que Japón reafirma su posesión sobre las mismas, ya que le fueron devueltas por EEUU en 1971. Además, en la actualidad China, como actor principal en Asia, es una potencia militar y económica que amenaza la posición de Japón, lo que en cómputo, mantiene frías sus relaciones.

Por último, es indudable que Estados Unidos es un actor político que remueve los sentimientos nacionalistas del país nipón. Por un lado, están sus detractores, quienes les consideran una potencia imperialista que les arrebató su soberanía y les impuso una Constitución, junto con una presencia militar no deseada en el territorio. Pero por otro, están quienes creen que las medidas implantadas por la Constitución de McArthur han favorecido al país de cara al pacifismo y la estabilidad económica y social. 

A nivel interno, Japón se enfrenta a un problema en lo relativo al nacionalismo: sólo tiene representación real en la derecha, ya que la izquierda está debilitada y se pone en duda su compromiso con el pacifismo. Esto último se debe a lo ocurrido en el Gobierno de Murayama (Partido Socialista de Japón), quién apoyó el tratado entre Japón y Estados Unidos y rompió así el principio de neutralidad y pacifismo, siendo este último uno de los puntos clave del programa del partido. A esto se suma la incapacidad de la izquierda de ser competitiva contra un PLD que sólo ha perdido contra ella en una ocasión

Como se explicó a lo largo del artículo, el nacionalismo en Japón tiene diferentes vertientes y representantes ideológicos. Su particularidad proviene de la importancia que aún conserva el pasado imperial, que define en gran manera cómo se concibe el país, su posición en el sistema internacional y la postura que debe tener en relación a ese mismo pasado. Los factores que intensifican el debate en torno al nacionalismo provienen tanto de dentro como fuera del país, lo que sin duda será importante de cara al debate y la concepción de la nación, como también de cara a las próximas elecciones a la Cámara Baja de este otoño. Mientras tanto, se seguirá estudiando este fenómeno tan complejo que es el nacionalismo en Japón. 

Referencias bibliográficas

Doak, K. M. (1997) What Is a Nation and Who Belongs? National Narratives and the Ethnic Imagination in Twentieth-Century Japan. The American Historical Review, 102:2, pp. 283-309.

Yeak, C. V. (2015) Japanese nationalism in divergence: Contemporary expressions. Recuperado de: https://www.researchonline.mq.edu.au/vital/access/services/Download/mq:47059/SOURCE1

Mahoney, L. (2020). What ‘uyoku dantai’ and Japanese alt-right groups want. Japan Today. Recuperado de: https://japantoday.com/category/features/opinions/what-‘uyoku-dantai’-and-japanese-alt-right-groups-want

Higuchi, N. (2016). The transformation of the Far Right in Japan: From Fascism to anti-Korean Hate Crimes. C-Rex. Recuperado de: https://www.sv.uio.no/c-rex/english/news-and-events/right-now/2021/the-transformation-of-the-far-right-in-japan.html

Escrito por

Soy politóloga por la Universidad de Santiago de Compostela y divulgo en redes sociales (@vegetari_). Tengo un podcast llamado Política con-Ciencia donde acerco la política a la audiencia desde una perspectiva científica.

2 comentarios sobre “El debate del nacionalismo japonés: ¿revisionismo o reparación?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .