Elecciones 2021: el que pierde es el otrx

Tras una votación sin sobresaltos, con resultados apenas distintos a los esperados, el papel protagónico de la noche lo tuvo la disonancia narrativa. La realidad construida discursivamente permitió que todas las fuerzas festejaran su propia victoria y condenaran a la derrota a sus oponentes. 

A dos meses de las PASO, este domingo se llevaron adelante las elecciones legislativas de medio término. Tras una jornada tranquila y sin mayores inconvenientes, se realizó un escrutinio ordenado y rápido, que permitió contar con los primeros resultados a las 21:00 hs.

A nivel nacional, Juntos por el Cambio obtuvo el 41,97%, derrotando por nueve puntos porcentuales al oficialismo del Frente de Todos, que terminó con un 33,57%. Muy por detrás se ubicó como tercera fuerza el Frente de Izquierda de los Trabajadores Unidad, con un 5,91% de los votos.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el revés se sintió aún más fuerte para el oficialismo. Juntos por el Cambio ganó por amplio margen con un 47,01% de los votos, mientras que el Frente de Todos logró un 25,10%. Lo que resultó -quizás no tan- insospechado fue el crecimiento de tres puntos porcentuales de Javier Milei, quien se consagró como tercera fuerza con un 17,03% de los votos. El Frente de Izquierda, por su parte, logró una banca en Diputados gracias a conseguir un 6,82%.

Quizás lo más destacado de la noche fue el resultado en Provincia de Buenos Aires, donde la actual fuerza de Gobierno logró mejorar su posición respecto de las PASO. En efecto, Juntos por el Cambio se ubicó como primera fuerza con un 39,81% de los votos, apenas poco más de un punto por encima del Frente de Todos, quien obtuvo un 38,53%. Avanza Libertad, encabezada por José Luis Espert, se posicionó tercero con un 7,50%, seguido por el FIT-U con un 6,82%.

En términos generales, ambas fuerzas lograron sumar puntos respecto de su desempeño en las primarias. El FdT logró subir 1,14 puntos porcentuales y recuperar las provincias de Chaco y Tierra del Fuego, mientras que JxC incrementó 0,44 puntos porcentuales a nivel nacional. 

La disputa por la primera minoría en Diputados

«Quiero contarte Presidente que gracias al voto de millones de argentinos desde el 10 de diciembre el Frente De Todos sigue siendo la primera minoría en la Cámara de Diputados, con 119 diputados, 3 más». Así, anunció Sergio Massa lo que sería el “triunfo” del oficialismo en la cámara baja. Sin embargo, no está todo dicho y hay tres provincias que definirán qué fuerza tendrá más peso.

Hasta ahora, las bancas estarían divididas en el marco de un escenario ultra-polarizado, muy similar al actual: 118 para el Frente de Todos, dos menos que hoy en día (a pesar de los dichos de Massa); 116 para Juntos por el Cambio, una más que ahora; 10 para partidos provinciales; 5 para Vamos con Vos, donde entraría Florencio Randazzo; 4 para la izquierda, que suma dos bancas e incorpora a Myriam Bregman a la cabeza; y 4 para los libertarios que entran por primera vez al Congreso de la mano de Javier Milei.

Ante este escenario, el oficialismo celebra que es primera minoría, mientras que Juntos por el Cambio mira de cerca el fin del escrutinio en La Rioja, Río Negro y Santa Cruz, donde el escenario podría verse modificado por tan solo unos pocos votos. Al finalizar el conteo los números podrían dar un empate técnico entre oficialismo y oposición: 117 bancas para cada uno. Sin embargo en la práctica el Frente de Todos contaría tan solo con 116 votos (Massa no vota) por lo que el panorama sería aún más complejo para la coalición gobernante que deberá juntar 119 diputados/as para lograr el quórum necesario para avanzar con su agenda. Con este resultado, Massa seguiría reteniendo la presidencia de la Cámara y su puesto no sería disputado por Juntos por el Cambio.

Golpe para el FdT en el Senado

Minuto1

En el festejo del Frente de Todos hubo poco espacio para referirse al elefante que estaba en el bunker: la pérdida de quórum en el Senado. Los últimos dos años han sido terreno oficialismo por excelencia, con la presidenta del cuerpo Cristina Fernández al mando de la agenda de la coalición gobernante. Sin embargo, estas elecciones dejarán a un oficialismo debilitado con 35 bancas, 6 menos que hasta ahora. Mientras tanto, Juntos por el Cambio sube a 31 bancas, cinco más; el Interbloque Federal mantiene sus 3 bancas y los partidos provinciales se quedan con otras 3 bancas.

El Frente de Todos perdió en seis de las ocho provincias donde se eligieron senadores/as, echando por la borda la autonomía total del oficialismo. Ante este escenario, donde el quórum se alcanza con 36 senadores/as, el oficialismo deberá hacer lo que no hizo hasta ahora: negociar con otras fuerzas políticas.

En este contexto los senadores/as provinciales se convertirán en actores clave que intentarán ser interpelados por ambos bandos. Aquí es donde Alberto Weretilneck y Magdalena Solari Quintana, las figuras provinciales aliadas del Frente de Todos, serán clave para la sanción de leyes, junto con una asistencia perfecta de los integrantes del interbloque.

¿Una nueva derecha?

Un Luna Park repleto de jóvenes autoproclamados libertarios que la política tradicional no supo atraer esperaron expectantes a Javier Milei. Entre banderas de los Estados Confederados, posters de Donald Trump y Jair Bolsonaro, y cantos de “libertad, libertad y libertad”, el economista comenzó su discurso agradeciendo a su militancia y reiterando que la casta política tiene miedo. Luego, prometió construir un movimiento nacional de cara a 2023 y recordó: “Hasta hace poco ser liberal era vergüenza y hoy estamos con la frente en alto y orgullosos de ser liberales”.

La derecha ha adquirido formas distintas a lo largo de la historia argentina, algunas bajo un tinte liberal-conservador, otras con un corte nacionalista-reaccionario. Sin embargo, hace décadas que los movimientos de ultraderecha no formaban parte del juego de la política en calidad de protagonistas. Lo que destaca del triunfo de Milei en su primera candidatura es el hartazgo de una juventud empobrecida y frustrada con la política que viró hacia un discurso reaccionario que promete construir un futuro que retome las bondades perdidas de un pasado en el que todo supo ser -supuestamente- mejor.

En los espacios progresistas, generó repudio la elección de Victoria Villaruel, segunda de la lista de La Libertad Avanza en CABA. Ella es fundadora y presidenta del Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas (CELTYV), una organización que trabaja por lo que denomina “memoria completa” como parte de un movimiento que -según su página web- busca condenar la violencia armada desplegada por el terrorismo de las organizaciones guerrilleras que hicieron la guerra revolucionaria en Argentina. Ella es coautora de los libros «Los llaman… jóvenes idealistas» y «Los otros muertos», en donde reivindica la teoría de los dos demonios y se refiere a los/as 30 mil detenidos/as-desaparecidos/as como terroristas subversivos.

Por último, la noche terminó con un incidente cuestionable en el que un custodio del partido amenazó con sacar un arma contra una persona del público. Ante este episodio, La Libertad Avanza se expresó por Twitter: “Condenamos enfáticamente el episodio ocurrido esta noche con un integrante del equipo de seguridad, quien ante un comportamiento amenazante por parte de una persona del público amagó con desenfundar un arma de aire comprimido, mientras una de las candidatas daba su discurso. El hombre en cuestión fue separado inmediatamente del equipo de seguridad, y echado del estadio. Se trata de un militante de LLA, quien durante la campaña asistió en tareas de seguridad.”

Los interrogantes respecto de cómo se comportarán los/as diputados/as de La Libertad Avanza (y Avanza Libertad en Provincia de Buenos Aires) dentro del recinto aún persisten. El tímido acercamiento que se produjo con Mauricio Macri, referente de JxC, no alcanza para disipar las dudas en torno a una posible alianza. 

Con los ojos puestos en el 2023

En un país como la Argentina, en donde el contexto social, político y económico se modifica mes a mes es imposible hacer previsiones válidas respecto del 2023. Quienes hoy conservan más capital político pueden perderlo rápidamente, así como aquellos que han sufrido una derrota pueden lograr una victoria aplastante en las presidenciales. La única certeza que queda luego de las elecciones de medio término es que, independientemente de los resultados, el que pierde siempre es el otrx.

Escrito por

Julieta Cravero: Analista política y Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Se desempeña como periodista parlamentaria y está especializada coyuntura nacional. Actualmente trabaja en Directorio Legislativo. Agostina Bergia: Abogada especializada en derechos humanos y maestranda en Relaciones Internacionales. Actualmente es asesora en la Dirección de Relaciones Internacionales del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación.

Un comentario sobre “Elecciones 2021: el que pierde es el otrx

  1. buen raconto de lo sucedido; estaria bueno un analisis de las consecuencias ulteriores de esta eleccion; macri hablo de una transicion ordenada y cambiemos tomaria la presidencia de diputados :S El gobierno hasta las paso pensaba que la vacunacion y el futuro acuerdo con el fondo le asegurarian llegar a las presindenciales sin problemas :/ no hubo sobresaltos pero la realidad cambia los planes de todos

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.