Ley de Latidos del Corazón: la nueva normativa que tiene en vilo a Texas

Resultaría paradójico que uno de los países más liberales del mundo le prohíba a las mujeres la posibilidad de acceder a la interrupción libre del embarazo. Sin embargo, Estados Unidos, el defensor por excelencia de los Derechos Humanos y las libertades individuales, debe luchar ahora en el seno de su propio federalismo contra un estado que se proclama en contra de lo que llegó a ser, en la década del setenta, una victoria en la lucha de la historia de la comunidad femenina.

La nueva ley de aborto “Ley de latidos del corazón” promulgada por el estado de Texas, atropella directamente el derecho de las mujeres de acceder a una intervención legal del embarazo a partir de la sexta semana, bajo el argumento sobre la existencia de latido en el saco fetal, concepto que resulta engañoso pues no se trataría del corazón, sino del tejido que luego se constituiría en el órgano cardíaco durante el desarrollo de la etapa embrionaria. Podría decirse, en términos poco científicos, que se trataría de un “impulso eléctrico”.

Entonces, si se cuenta a partir de la última menstruación, la mujer dispondría de dos semanas -que no en todos los casos ocurre de la misma manera- para identificar que está embarazada y decidir si llevar a término el embarazo o no hacerlo. Muchas mujeres no tienen un período regular, no saben cuándo fue su último período o sufren de irregularidades producto de factores externos, como el estrés o algún tratamiento médico, lo que significa que en más de una ocasión, un “atraso” es normal. Un ejemplo de ello que no se desarrollará en profundidad en este artículo es que en estas últimas semanas se ha dado a conocer que la inoculación de algunas marcas de vacunas contra el Covid-19 ha alterado directamente y de diversas formas el ciclo menstrual femenino, en algunos casos generando mayores dolores, en otros, sangrados más abundantes e incluso ha provocado atrasos prolongados sin que ello signifique la posibilidad de un embarazo.

Otro agravante a la cuestión que promulga esta ley es que da luz verde a que cualquier privado pueda denunciar y llevar a juicio a una mujer por acceder a un aborto fuera de tiempo o a los “proveedores de abortos”. De llevarse a cabo y ganar el compendio, el denunciante puede recuperar lo invertido en honorarios y hasta ganar diez mil dólares en términos de “daños”. A grosso modo, Texas autoriza “un derecho de acción civil privado” que permite a las personas iniciar este tipo de demanda. Lo que más llama la atención es cómo la víctima pasa a ser victimario, pues, desde esta óptica, el “damnificado” puede llegar a ser un tercero anónimo que ninguna relación tiene -dependiendo el caso- con la persona gestora.

Desde el gobierno federal, el propio presidente de los EEUU, Joe Biden, ha salido a criticar la ley ya que “viola los derechos constitucionales de las mujeres” y añadió que serían las “comunidades de color y de bajos ingresos el sector más afectado”, entre otras declaraciones. Esto no es más ni menos que uno de los mayores argumentos a favor de la Interrupción Legal del Embarazo -de ahora en más, ILE- en todos los países que aún no es legal este procedimiento.

Una persona convencida de no poder o no querer llevar adelante un embarazo, utilizará todos los medios y recursos, bajo el amparo o no de la ley, para terminar con ese estado. Quienes menos recursos tengan serán quienes en situaciones de mayor vulnerabilidad se encuentren. Por ello, y dado el alcance de su accionar, el Estado debería garantizar el acceso a este tipo de procedimientos, o al menos no poner trabas injustas para alcanzarlo.  

Otra situación que complejiza aún más el panorama es que también será vedada la posibilidad de acceder a la ILE luego de la sexta semana de gestación a quienes hayan sido víctimas de violación o incesto, sólo siendo posible de llevar a cabo dicho proceso si corre riesgo la vida de la persona gestante. Una vez más, esta situación es alarmante.

Otros estados también están volviendo más restrictivas las condiciones para acceder a este derecho, ya sea restringiendo procedimientos quirúrgicos o fármacos, cambiando lapsos de tiempo u obtener el permiso de los padres en caso de que la persona gestante sea menor. Esto podría derivar en que la nueva ley texana produzca un efecto derrame negativo y sirva de catalizador para que otros estados más tradicionalistas busquen sancionar leyes de esta índole.

En Texas es más factible comprar un arma que acceder a un aborto 

En mayo pasado, el Gobierno de Texas promulgó una ley que permite el porte de armas no registradas a ciudadanos mayores de veintiún años. Esto quiere decir que un individuo puede llevar encima un arma de fuego sin la necesidad de un permiso -entiéndase, sin una pericia psicológica, sin la necesidad de realizar una capacitación, ni registrar las huellas dactilares- emulando la prerrogativa ya aplicada en otros estados.

En lo que va del 2021, según Emma Tucker, periodista de la cadena CNN Español (2021) “el número de tiroteos en Texas, sin incluir los suicidios, aumentó un 14% este año con aproximadamente 3.200 tiroteos en comparación con el mismo período en 2020, que registró aproximadamente 2.800 tiroteos, según datos compilados por Gun Violence Archive (GVA)”. Es imperioso realizar un análisis crítico hacia esta cuestión. ¿Con qué parámetros morales, la Corte de Texas, puede promulgar una ley que prohíba a mujeres realizar una ILE y al mismo tiempo darle plena libertad a los ciudadanos de portar armas que puedan desencadenar escándalos sociales, haciendo referencia a los tiroteos registrados? Esto, sin dudas, resulta algo contradictorio. 

A contramano del patio trasero

Los países de Latinoamérica están paulatinamente volviendo sobre sus vetustas regulaciones y comenzando a desandar el camino de alcanzar un mayor grado de desarrollo y equidad social para sus sociedades. Durante los últimos años, América Latina ha sido escenario de nuevas regulaciones en materia de salud reproductiva y países como Argentina y Uruguay han regularizado el aborto, mientras que otros como Chile o Colombia han comenzando a debatir en sus parlamentos sobre la posibilidad de flexibilizar y propiciar reglamentos más laxos en este área.

La noticia proveniente del hemisferio Norte sobre la marcha atrás en Texas y el efecto que podría tener en otros estados de tintes conservadores podría también propiciar un duro golpe a los movimientos feministas de aquellos países donde la tradición y, muchas veces, la religión de por medio, han postergado el debate sobre la regularización de la intervención voluntaria del embarazo, tal es el caso de México, Ecuador o Perú. Este hecho, en último caso, podría significar un freno o un retroceso en esta cuestión sanitaria, quizás reciente para los países de la región latinoamericana, pero de larga data para Estados como el vecino del norte.

Referencias bibliográficas

Rabin, C. (03/09/2021). Todo lo que debes saber sobre la ley que regula el aborto en Texas. New York Times. Recuperado de: https://www.nytimes.com/es/2021/09/03/espanol/aborto-texas.html

Jeevan, R. (04/09/2021). ¿De qué se trata la prohibición del aborto en Texas y por qué es importante?. CNN Español. Recuperado de: https://cnnespanol.cnn.com/2021/09/04/prohibicion-aborto-texas-y-por-que-es-importante-trax/

BBC News Mundo. (1/9/2021). Aborto en Texas: cómo es la ley contra la interrupción del embarazo más estricta de EE.UU. que entró en vigor en ese estado. BBC News. Recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-58389744

Watson, K. (7/9/2021). Aborto en América Latina: ¿puede la legalización en Argentina impulsar un cambio en toda la región?. BBC Mundo. Recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-56281594

Demirdjian, S. (2021). Un mapa del derecho al aborto en América Latina y el Caribe. La Diaria. Recuperado de: https://ladiaria.com.uy/lento/articulo/2021/3/un-mapa-del-derecho-al-aborto-en-america-latina-y-el-caribe/

Epstein, J. (2/9/2021). Joe Biden exige respuestas a la polémica ley de aborto de Texas. Diario El Perfil. Recuperado de: https://www.perfil.com/noticias/bloomberg/bc-biden-ordena-respuesta-a-corte-por-asalto-al-derecho-de-aborto.phtml

Infobae. (07/09/2021). El fiscal general de EEUU prometió que protegerán a las mujeres que busquen abortar libremente en Texas. Infobae América. Recuperado de: https://www.infobae.com/america/eeuu/2021/09/07/el-fiscal-general-de-eeuu-prometio-que-protegeran-a-las-mujeres-que-busquen-abortar-libremente-en-texas/

Deutsche Welle. (25/5/2021). Nueva ley en Texas permitiría el porte de armas no registradas. Deutsche Welle Español. Recuperado de: https://www.dw.com/es/nueva-ley-en-texas-permitir%C3%ADa-el-porte-de-armas-no-registradas/a-57662035

Tucker, E. (4/9/2021). En Texas ahora se pueden portar armas abiertamente en público sin un permiso o capacitación. La policía dice que la nueva ley les dificulta su trabajo. CNN Español. Recuperado de: https://cnnespanol.cnn.com/2021/09/04/prohibicion-aborto-texas-y-por-que-es-importante-trax/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .