#SakeMundial N°1 – El show debe continuar

Muy buenos días, queridos y queridas lectores. Espero que este tramo del año no les tenga demasiado agotades. Mi nombre es Sebastián D’agrosa Okita y soy un potencial politólogo. Quilmeño, artista marcial y amante de los canes, orbito próximo a ser un internacionalista. Además, participio en medios digitales (artículos) y locales (radio).

Estoy muy contento por dar inicio a Sake Mundial en PAW, un espacio donde van a enterarse sobre algunos de los sucesos que acontecen en el complejo e impredecible ámbito internacional. Ya sé, es lunes y todes asociaron “sake” al consumo de estupefacientes. No obstante, la razón del nombre del newsletter tiene su semblante en mi ascendencia oriental, en la bebida milenaria (hoy bebida nacional) de la nación del “sol naciente”, producida a base de arroz fermentado, agua, levadura y hongo koji, que recomiendo probar efusivamente.

Hecha esta pequeña disertación, en lo sucesivo voy a introducirles en la vorágine de la dinámica laberíntica de la coyuntura internacional con algunos datos. Hoy voy a abordar el reciente Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+, el Centenario del Partido Comunista de China y la “Tecplomacia”, un novedoso concepto en el mundo internacional. 

Como es imprescindible darle un poco de ocio a la vida, al final del news tendrán un listado con algunas recomendaciones seriéfilas, cinéfilas, musicales y literarias para descontracturar un poco de este año pandémico.

Reafirmar y Concientizar

El 28 de junio se conmemora los desmanes de Stonewall (les recomiendo este documental), donde en 1969 tuvieron lugar una serie de manifestaciones en tono de protesta por la represión policial en un bar llamado Stonewall Inn, concurrido por personas de la comunidad LGBTIQ+. Claro está que, situándonos en tiempo y espacio, los sitios receptores de las diversidades no abundaban. Ello redundó en la reivindicación para contrarrestar el estigma, la defensa de los espacios y visibilizar cada vez más las luchas activistas. Es por ello que, en adelante, el 28 de junio busca reivindicar y homenajear las banderas, iniciativas y demandas de la comunidad LGBTIQ+.

Más de medio siglo pasó, y el sendero hacia el reconocimiento de derechos dio con que en muchos países del mundo la diversidad sexual siga siendo perseguida y criminalizada, mientras en otros (Argentina entre ellos) se incorporaron leyes de inclusión y reconocimiento de derechos a nivel estatal. Un relevamiento global de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (IGLA) arroja un panorama dispar entre la normativa vigente en Europa y América frente al marco punitivo en gran parte de África y el suroeste de Asia.

Bien es cierto que la inexistencia de una mayoría social que apoye la igualdad de todas las personas, independientemente de su condición sexual, no es motivo suficiente para que los Estados no sean conscientes de que existe un problema de discriminación y tomen medidas orientadas a resolverlo. Como corolario, hace unos días el Senado convirtió en Ley el cupo laboral travesti trans –una norma que pone al país en la vanguardia de políticas afirmativas para esta población-; en tanto, “Nos falta Tehuel”, aludiendo al joven trans que desapareció en 11 de marzo cuando se dirigía a una entrevista laboral, fue uno de los reclamos que se alzaron este 28 de junio.

¡Centenario del PCCh!

En el año 1921, en Shanghái, un grupo de actores fundaron el Partido Comunista de China. Seguramente, jamás imaginaron que 100 años después el partido iba a estar consolidado como el pilar fundamental de una China convertida en superpotencia planetaria, con 72 años de gobierno y 92 millones de miembros. En adición, hay que reconocer que a lo largo de estas décadas exhibió una continuidad en sus fundamentos ideológicos, sobre la cual sus diferentes líderes han incorporado sus aportes.

Desde la juventud de los cuadros del partido hasta su madurez, se sucedieron una infinidad de hitos, como la fundación de la República Popular China en 1949 por Mao Zedong bajo el mando del Partido Comunista. Las primeras décadas, inmersas en el contexto de la Guerra Fría, devinieron en el foco en la integración territorial y en dejar atrás el periodo signado por el asedio de las potencias colonialistas. El punto de inflexión fue, sin dudas, la década del 70, donde el líder reformista Deng Xioaping, y posteriormente Jiang Zemin construyeron “el milagro chino” (aquí un breve desarrollo sobre el proceso). Ya en el siglo en transcurso (2012), se produjo la llegada al poder de Xi Jinping, quien sentó las bases de una “nueva era” en China, cuyos dos pilares se bifurcan entre la erradicación total de la pobreza extrema en su territorio y, en el plano exterior, la construcción de una “comunidad global de destino compartido” bajo el trazo de la coexistencia pacífica

Además, entre sus atributos de privilegio se pueden destacar que posee un territorio inmenso, con una gran cantidad de recursos potenciales, complementado con el decidido objetivo de desarrollar tecnología de punta en industrias estratégicas para el siglo XXI y consolidar su posición como primera potencia en una serie de pares en un mundo multipolar. De este modo, un factor adicional que engrandece la celebración del centenario del PCCh frente a otros PC del mundo es haber sabido responder a las necesidades y desafíos de cada tiempo. Hoy, sin dudas, una de las claves del éxito.

Por último, un dato adicional. La Oficina de Información del Consejo de Estado de China emitió un libro blanco titulado “El sistema de partidos políticos de China: cooperación y consulta” (lo encontré en inglés en este link), que detalla las características distintivas y las fortalezas del sistema de partidos políticos del país.

¿Qué será ese fenómeno llamado “Tecplomacia”?

Empecemos por el principio. La diplomacia es ciencia y arte. Es considerada la profesión por medio de la cual se representan y velan por los intereses de un Estado y de su nación en relación a otro Estado u organismo internacional. Hoy en día, opera dentro de los procedimientos institucionales internacionales que el mundo construyó desde la posguerra fría. Sin embargo, en el 2017, el gobierno danés dio un paso adicional al elevar la tecnología y la digitalización a la categoría de prioridad de la política exterior y de seguridad. ¿Su nombre?: “Diplomacia tecnológica”, o “TecPlomacia”.

¿Qué es, entonces, la Tecplomacia? La “TecPlomacia” se basa en la idea de que nuevas tecnologías (IA, RA, Big Data, IoT y Blockchain), cuyas fronteras irrumpidas arribaron al ejercicio de la política exterior. Ahora bien, en el seno de la Cuarta Revolución Industrial (recomiendo este libro de Klaus Schwab para introducirse), la pandemia del Covid-19 “activó el nitro” a los retos que el cambio tecnológico plantea, lo que acentuó el imperativo tanto para los gobiernos como para los organismos internacionales de establecer buenas relaciones y comprender las políticas y programas de los gigantes tecnológicos.

En definitiva, de la cultivación de un mutuo entendimiento entre los actores surgirá una configuración del entorno mundial que contemple el papel cada vez más crucial de los gigantes tecnológicos. Lo cierto es que sus aplicaciones concretas pueden versar sobre un abanico de temas, tales como protección de los datos o la neutralidad de la red, la gobernanza de internet y la delincuencia a escala internacional. De la asunción de responsabilidades en manos de los actores decisorios y de la relación que surja de la encrucijada público-privado depende el sendero para el futuro. 

  • Recomendación seriéfila: “Pose” (Netflix)
  • Recomendación cinéfila: “Vértigo”, de Alfred Hitchcock.
  • Recomendación documental: “El despertar del dragón” (Youtube). 
  • Recomendación lectora: “Muertes que importan”, de Sandra Gayol y Gabriel Kessler.
  • Recomendación musical: The Blues Brothers.

Escrito por

Estudiante de Ciencia Política en la UBA. Vivo en Quilmes, apasionado por el deporte, la música y conocer cada rincón de este mundo. Caminando por la senda del Taekwondo y con la cabeza puesta en la realidad internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .