#EconomíaOnTheRocks N°4 – Mercados de crédito y su importancia en el desarrollo

Hola nuevamente,

¿Cómo va todo?  Espero que muy bien.

En las ediciones pasadas de Economía on the Rocks estuvimos analizando un poco la perspectiva detrás de las políticas de desarrollo económico y llegamos de cierta forma a una conclusión que nos dice que países con buen nivel de educación y buenas instituciones (como por ejemplo, independencia del Banco Central), un buen sistema de justicia que facilite el cumplimiento de los contratos o planes de perspectivas a Largo Plazo, tenían una tendencia a desarrollarse económicamente y crecer a tasas más aceleradas que el resto para llegar a niveles más altos de ingreso, medidos en términos de PBI per cápita, para hacer comparativo el análisis y darle valor.

Viendo así ejemplos de países como Corea del Sur, que con un fuerte cambio institucional y modificaciones forzadas de sus ventajas comparativas con respecto al resto del mundo (Modelo Ricardiano de Comercio Internacional), junto con un modelo exportador de industria pesada, lograron desarrollarse y crecer de manera sostenida y muy rápida durante un largo período de tiempo, pasando de una situación en la que un estadounidense promedio ganaba 37 veces lo que ganaba un coreano promedio en 1953 a ganar solo 2 veces lo que gana un coreano promedio en la actualidad. Pocas veces visto.

Entonces, para la edición de hoy, se me ocurrió que hablemos acerca de cómo inciden los mercados de crédito en el desarrollo económico de los países. ¿Qué es el mercado de crédito y por qué es tan importante para las economías en desarrollo?

Básicamente, podemos definir al mercado de crédito como aquel mercado financiero en el que los participantes, que pueden ser empresas, gobiernos y particulares, intercambian instrumentos de deuda a largo y corto plazo. En otras palabras, hay dos caras de la moneda que queremos ver hoy. Por un lado, tenemos a alguien que tiene plata y quiere invertirla, y como contracara tenemos a alguien que tiene una idea para desarrollar algún tipo de negocio y necesita financiamiento (esto no siempre es así, pero tomémoslo como válido para la intuición de hoy). En este sentido, quien necesita el dinero puede ser considerado un emprendedor con cierta habilidad para generar un nuevo negocio y hacerlo crecer, pero que necesita de cierta ayuda financiera para lograrlo porque por sí solo no puede.

Entonces, si pensamos en una economía que cuenta con un buen mercado de crédito, donde todos tienen su respectivo nivel de acceso condicional a sus necesidades/capacidades, personas con gran potencial en materia de capital humano van a poder conseguir el financiamiento necesario para hacer crecer su emprendimiento y darle buena escala para mantenerse y dar trabajo. Este es el caso de Jeff Bezos, fundador de Amazon.com, empresa que creció fuertemente y gano un terreno importantísimo en los Estados Unidos en este último tiempo. Pero lo que muchos no saben es que para lograr este sostenido incremento de beneficios la empresa tuvo que ser financiada por el sector privado durante sus primeros 10 años de vida mientras reinvertía sus ganancias en innovación y desarrollo del modelo de negocio y tenía saldos negativos.

Mientras tanto, en una economía con un mercado financiero peor, va a haber cierto grado de imperfección en la asignación del crédito y, por ende, más lento e ineficiente el crecimiento. Con esto me refiero a que quizás vamos a tener algunos emprendedores con un nivel de capital humano y características similares al de Jeff Bezos pero no tienen el capital inicial suficiente para comenzar su negocio o mantenerlo y no pueden obtener el dinero necesario para soportar esto mediante operaciones en el mercado crediticio y, por ende, terminan o yendo a la quiebra y cerrando sus empresas o ni siquiera emprendiendo.

Si ahora relacionamos a estos emprendedores con lo que ya habíamos aprendido y suponemos que los podemos considerar de cierta manera como el “motor” de la economía porque son quienes se encargan de innovar y generar las nuevas tecnologías para ser más eficientes y consecuentemente crecer, podemos pensar en que un país con un mercado financiero sólido, donde los contratos se cumplan y en caso contrario se resuelvan eficientemente, va a haber lugar para este tipo de genios revolucionarios que cambian el paradigma de los modelos de negocios y terminan empleando a gran cantidad de trabajadores y generando estas empresas mega valiosas de nivel mundial.

En conclusión, la idea que hay que llevarse hoy es que en economías que proveen un mercado financiero relativamente bueno, en términos de cumplimiento de contratos, plazos, tasas de interés, etc., va a haber mayor capacidad de crecimiento para el sector privado que en economías donde no sea así, y de esta manera, se va a fomentar el desarrollo y la innovación que llevan a los países a converger a niveles de ingreso y bienestar similares a los del primer mundo. Nuevamente, esto no es una condición que genera que esto se cumpla de forma perfecta, solo facilita y mejora el entorno de condiciones para un crecimiento próspero. Pero como acabo de decir, son un conjunto de variables que, si funcionan de manera correcta, los países tienden a mostrar mejores resultados.

Espero que te haya gustado esta edición, ¡hasta la próxima!

Cefe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .