#TEG N°4 – El mundo sigue girando en pandemia

Mientras recrudece la pandemia y el gobierno busca soluciones, el mundo sigue girando (muchas veces, al revés, como decía un programa de internacionales en la TV Pública hace varios años), para que no se pierdan algunas de las cosas más importantes que vienen pasando, les dejo el newsletter de esta semana. ¡Espero que les sea de utilidad para estar un poco más al día con la política internacional!

Fronteras abiertas

  • China sigue creciendo (a pesar de la pandemia)

Durante la semana pasada se difundieron los nuevos datos respecto del crecimiento económico de la República Popular China. En un contexto de crisis global debido a la pandemia provocada por el COVID-19, el gigante asiático consolida su recuperación económica. Si bien los datos del primer trimestre de 2021 muestran un enfriamiento respecto a los de finales del 2020, la subida interanual es la más grande desde que comenzaron los registros en el año 1992. El Producto Bruto Interno (PBI) de China creció un 18,3%. A su vez, su Inversión Extranjera Directa (IED) se incrementó un 39,9% interanual respecto del mismo período del año pasado, llegando, de esta manera, a 302,47 mil millones de yuanes, el equivalente a alrededor de 46,28 mil millones de dólares.

Por supuesto, lo inmenso del salto cuantitativo también se debe a que los números del primer trimestre de 2020 habían sido inusualmente bajos a causa de la pandemia y las medidas restrictivas para hacerle frente. Sin embargo, en un escenario internacional donde todas las potencias vienen sufriendo contracciones en su PBI, comenzando recién ahora a avizorar una salida pronta de la crisis gracias a las estrategias de vacunación, el crecimiento de China demuestra su poderío económico y su potencia prácticamente sin límites. La campaña de vacunación también continúa su curso en China. De hecho, según datos publicados el pasado viernes por la Comisión Nacional de Salud, tan solo durante el día jueves 15 de abril más de 183,5 millones de dosis de vacunas contra el COVID-19 fueron administradas en el país.

En otro orden de cosas, el presidente Xi recibió el pasado miércoles 14 de abril las credenciales del embajador argentino en Beijing, Sabino Vaca Narvaja. 

  • ¿Quién es Pedro Castillo, el “ganador” de las elecciones peruanas?

Como les conté en el newsletter de la semana pasada, el izquierdista Pedro Castillo dio la sorpresa en Perú y quedó primero con un magro 18%. El líder del partido Perú Libre no figuraba en ninguna encuesta. Silenciosamente y sin presencia en redes sociales, pero con mucha caminata territorial, dio el batacazo. Se trata de un personaje tan “exótico” como complejo para estos tiempos de la política latinoamericana. Llegó a votar montado en una mula y utiliza siempre un sombrero de paja, símbolo de los campesinos del interior profundo. Castillo se revindica como un hombre de izquierda y ha tejido alianzas con grupos como Movadef (Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales), que milita por el indulto a dirigentes de la histórica guerrilla rural de inspiración maoísta, Sendero Luminoso, como Abimael Guzmán.

Si bien el sindicalista niega vínculos con la guerrilla, esto seguramente será utilizado en la campaña por su rival en el ballotage, Keiko Fujimori. La plataforma de Castillo se ubica lo más a la izquierda posible que se ha visto en los últimos tiempos en la política “mainstream” latinoamericana.

Entre otras promesas asegura que, de asumir, reducirá el sueldo de los congresistas, nacionalizará todos los recursos naturales del país y redistribuirá las ganancias entre la población, implementará una reforma agraria para terminar con los latifundios y repartir tierras entre los campesinos, y gobernará con sueldo equivalente al de un maestro rural. En materia de política exterior, también sería un giro copernicano para Perú. Saldría inmediatamente del Grupo de Lima y de la Alianza del Pacifico. También sacaría a su país de Prosur y comenzaría a confrontar con la dirección actual de la OEA. A su vez, aseguró que revisará todos los tratados de libre comercio firmados por los distintos gobiernos. Se considera heredero del pensador marxista indigenista José Carlos Mariátegui y revindica los gobiernos tanto de Evo Morales como de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Por otro lado, en lo social, se trata de un conservador de izquierda. Es decir, se opone a la legalización del aborto, la marihuana, no comulga con la agenda de los nuevos emergentes ni con el colectivo LGBTIQ+. Incluso es contrario al divorcio vincular y al empleo de anticonceptivos.

Ambos candidatos se sienten cómodos polarizando con el otro. Castillo optó por no moderarse en la primera vuelta, probablemente no lo haga tampoco en la segunda. De la misma manera, Keiko radicalizará su discurso hacia la derecha para apelar a las bases de López Aliaga y De Soto. En un contexto tan complejo como el de Perú, puede pasar absolutamente cualquier cosa.

  • Biden busca nuevos amigos en América Latina

En una carta personal entregada a Alberto Fernández por Juan González, asesor especial de la Casa Blanca para América Latina, durante el almuerzo virtual que compartió en la quinta de Olivos el pasado 13 de abril, Joe Biden se interesó por la salud del presidente argentino. A su vez, remarcó las intenciones del demócrata de trabajar en conjunto de cara al futuro.

Con un Bolsonaro demasiado identificado con Donald Trump y, por lo tanto, excesivamente incómodo puertas adentro de la coalición demócrata, Biden necesita buscar nuevos aliados en América Latina. El presidente argentino, quien se declara a sí mismo un “social demócrata” y tiene un discurso en línea con la lucha contra el cambio climático, en favor de los derechos LGBTIQ+ y progresista “moderno”, podría tejer un vínculo natural que lo ayude a estrechar relaciones con la Casa Blanca. 

Un hecho significativo es que durante la gira de Juan González por la región, no visitó Brasil. Un Bolsonaro cada vez más aislado se mostró furioso con el presidente argentino e incluso le envió una carta a Biden, acusando recibo del desplante. En la misiva, el brasileño asegura que su gobierno pone todos los esfuerzos en combatir el cambio climático y preservar el Amazonas. Incluso afirma: “Brasil debe ser justamente remunerado por los servicios ambientales que sus ciudadanos le han prestado al planeta”. Para luego concluir que “si, como creo, su administración desea asociarse al objetivo tan ambicioso de desforestación cero en 2030, apreciaría mucho que se involucre personalmente en esta causa”.

Lo cierto es que, de cara a la cumbre de líderes contra el cambio climático convocada por Biden para el próximo 21 de abril, el presidente argentino parte con una clara ventaja para congraciarse con Washington respecto de su par brasileño. Este último es visto como poco más que un Trump sudamericano con un pobre manejo de la crisis climática y una pésima administración de la pandemia que se viene cobrando miles de muertos diarios en un Brasil colapsado por los contagios y el surgimiento de nuevas cepas.

  • Retiro de Afganistán

A partir del primero de mayo las fuerzas tanto de Estados Unidos como de la OTAN comenzarán a abandonar  Afganistán. Se encuentran allí desde la invasión de 2001. El gobierno de Biden prevé que sus soldados dejarán el país antes del próximo 11 de septiembre, cuando se cumplan 20 años del peor atentado de la historia de los Estados Unidos. La administración Trump firmó un acuerdo de paz con los talibanes en Doha en febrero de 2020. Luego de eso, los atentados en territorio afgano disminuyeron considerablemente.

La incertidumbre reina de cara al futuro debido a que es muy difícil avizorar qué es lo que puede suceder en la región tras la retirada de las tropas. Los talibanes se encuentran hoy más fuertes que hace quince años, al mismo tiempo que grupos como el autodenominado Estado Islámico o daesh siguen operando en la zona. El tiempo dirá si fue la decisión correcta o si sólo sirve para generar aún más caos e inestabilidad en un área ya de por sí golpeada por el terrorismo pero también por las invasiones extranjeras.

Refuerzos extra:

  • Perú: una salida por los ultras. Link acá.
  • La psicopolítica y la necropolítica que vienen.  Link acá.
  • La carta que Bolsonaro le acaba de mandar a Biden.  Link acá.
  • ¿Cómo viene la situación en Myanmar?: Link acá.
  • Salida de las tropas estadounidenses de Afganistán. Link acá.

Recomendación seriéfilla: Mr. Robot

Recomendación musical 1: Greta Van Fleet – The Battle at Garden’s Gate (2021)

Recomendación musical 2: The Armed – ULTRAPOP (2021)

Recomendación cinéfila: La Haine (1995)

Recomendación literaria: Albert Camus – La Peste (1947)

Escrito por

Abogado, analista político. Magister en Relaciones Internacionales Escribe artículos de análisis internacional y político para distintos medios argentinos como 'La Voz del Interior', 'Hoy Día Córdoba', 'Comercio y Justicia', 'Nodal', 'La Política Online' y La Tinta, entre otros. También se desempeña como analista internacional en distintos medios radiofónicos y televisivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .