Violencia de género: el costo de la política para las mujeres

Las mujeres están avanzando en términos de representación y reclamando el derecho a participar en la política como activistas, líderes de partidos políticos, concejales e intendentes, ministras y presidentas. Su creciente presencia en política, que alguna vez fue un dominio predominantemente masculino, está permitiendo que las instituciones y organizaciones se adapten y evolucionen. Sin embargo, si bien dicha presencia es beneficiosa para la democracia representativa, ha tendido a trastocar el orden establecido, provocando cierta resistencia. La violencia contra la mujer es una de las violaciones de derechos humanos más generalizadas y el mundo de la política no es una excepción; por el contrario, como en otros sectores, se la ha tolerado y normalizado durante demasiado tiempo. 

Tres características distinguen la violencia contra las mujeres en la política: se dirige a las mujeres por su género; en su misma forma, puede tener un sesgo de género, como sucede con las amenazas sexistas y la violencia sexual; y su objetivo es disuadir a las mujeres de participar activamente en la política (Bardall, 2018). En este sentido, las mujeres son blanco de comentarios despectivos, son ignoradas cuando quieren hablar y son objeto de conductas condescendientes e irrespetuosas. Tal como otras formas de violencia, aquella contra las mujeres en política también puede tomar muchas formas, entre ellas la violencia psicológica, amenazas, violencia sexual o el acoso sexual.

Los actos de violencia política contra las mujeres tienden a ser tratados como incidentes aislados más que como manifestaciones de discriminación estructural generalizada contra la mujer en la vida pública. Por eso, los datos sobre el tema son limitados y su recopilación constituye, ante todo, un desafío. No obstante, algunos estudios han revelado que dicha violencia es sistemática, como es el caso de la investigación elaborada en Argentina por el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA). Este estudio permitió visibilizar y desnaturalizar la violencia de género que sufren las mujeres en el ejercicio de sus derechos políticos entrevistando a 45 legisladoras de CABA y 11 provincias. 

Anuncios

Los resultados de la investigación demuestran que el 80% de las entrevistadas sufrió situaciones de violencia de género a lo largo de su carrera, siendo la violencia psicológica y simbólica las más frecuentes. Dentro de las formas de violencia psicológica, el informe menciona intimidaciones en el ejercicio de las funciones políticas, presiones para actuar en contra de su voluntad, restricciones del uso de la palabra en reuniones, amenazas verbales, insultos y presiones para renunciar al cargo. En lo que refiere a la violencia simbólica, su principal manifestación es la divulgación por los medios de comunicación de información basada en su género y no en su actividad política (53%), donde se prefiere difundir información personal y sobre su vida privada (42%). Además, se les impide asistir a reuniones importantes (58%) o se les imponen tareas ajenas a las atribuciones de su cargo que se relacionan con tareas consideradas femeninas, como tomar notas y ocuparse de la organización de eventos (44%). En lo que refiere al lugar en el que se dieron las agresiones, los más mencionados fueron internet (62%), la sede o alguna actividad del partido (44%), y el recinto (40%).  

La conciencia sobre la violencia contra las mujeres en la política se está incorporando gradualmente a las leyes nacionales nuevas o existentes y se le está exigiendo a los gobiernos, parlamentos, partidos políticos y líderes políticos que aborden el tema. En Argentina, después de 3 años de presentarse varios proyectos, el año pasado se aprobó una ley para modificar la Ley N° 26.485 de Protección Integral a las Mujeres para incorporar la violencia política contra las mujeres dentro de las modalidades de violencias contempladas. Más allá de esta reciente legislación que reconoce el problema de la violencia política, en el país hacen falta  acciones que contribuyan a la prevención y el abordaje de la violencia política contra las mujeres, desde estadísticas e informes específicos, hasta la creación de protocolos para la atención de este tipo de violencia y la elaboración y diseño de campañas de sensibilización en medios de comunicación.

Hace casi 30 años Argentina fue el primer país del mundo en introducir una ley de cupo femenino que estableció que las listas debían incluir al menos un 30% de candidatas mujeres (Ley 24.012, 1991). Además, con la adopción en el 2017 de la Ley Nacional de Paridad de Género en Ámbitos de Representación Política (Ley 27.412, 2017) el país se ubicó en el puesto 19 a nivel mundial de mujeres en política de la ONU (UN Women, 2020). En consecuencia, Argentina suele ser citado como un ejemplo de alta participación política de las mujeres. Sin embargo, el objetivo de este artículo es destacar que la presencia de mujeres en política no debe esconder las situaciones de violencia y acoso que constituyen un obstáculo para la plena participación en puestos de toma de decisión y socava la calidad de la democracia y el respeto por los derechos humanos. La equidad de género no se logra únicamente por el número de mujeres que ocupan un lugar en los espacios públicos y políticos, sino que tienen que existir otras condiciones igualitarias para que los derechos políticos efectivamente se respeten.

Referencias

Bardall, G. (2018). Violence, Politics, and Gender. Oxford Research Encyclopedia of Politics. Disponible en: https://www.ifes.org/sites/default/files/violence_politics_and_gender.pdf

Martelotte, L. (2018). Violencia política contra las mujeres en Argentina: experiencias en primera persona. ELA – Equipo Latinoamericano de Justicia y Género. Disponible en: http://www.ela.org.ar/a2/index.cfm?muestra&aplicacion=APP187&cnl=15&opc=49&codcontenido=3229&plcontampl=43

Ley 24.012. Cupo femenino (1991).

Ley 26.485. Ley de protección integral a las mujeres (2009). 

Ley 27.412. Paridad de género en ámbitos de representación política (2017).

Ley 27.533. Modificación de la Ley 26.485 (2019).

United Nations & Inter-Parliamentary Union (2020). Women in politics: 2020. UN Women. Disponible en: https://www.unwomen.org/en/digital-library/publications/2020/03/women-in-politics-map-2020#view

Escrito por

Analista política y futura politóloga. Feminismo y relaciones internacionales. Cofundadora de @molunenas

3 comentarios sobre “Violencia de género: el costo de la política para las mujeres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .