2019: Los estallidos sociales como protagonistas

El 2019 llega a su fin con una lista interminable de levantamientos sociales que se llevaron la portada de todos los medios. Estos, se replicaron en todo el globo reclamando por distintas cuestiones según iban naciendo. Paris, Cataluña, La Paz, Santiago, Beirut, Hong Kong entre otros, fueron testigos de la insurgencia masiva de los ciudadanos que salían a combatir y expresarse contra el sistema. 

Estos movimientos situados en distintas coordenadas, confluyen en una serie de características fundacionales que le dan lógica y permite explicarlos. En primer lugar, tal como expresó el sociólogo Zygmunt Bauman, el contexto en el cual se vive en la actualidad se desarrolla en un mundo V.I.C.A. (Volátil, Incierto, Complejo, Ambiguo). 

Volátil se remite a la oscilación del mundo, los procesos políticos y las sociedades en sí. Estas cambian abruptamente y estas transformaciones varían conforme a su tipo, efectos, velocidad y cantidad. (Reflejados en: cambios de paradigma, rupturas de creencias dogmáticas, la influencia de la tecnología y las crisis económicas y del ambiente). 

Incierto refiere a la realidad que afronta el Sistema Internacional en su conjunto, este no prevé predicciones, ya que ningún postulado permite a ciencia cierta comprender y preparar a las élites dirigenciales para el futuro, estas se están acostumbrando a no poseer respuestas a todas las interrogantes del mañana. 

Complejo, al sumarse la Volatilidad y lo Incierto los procesos que transcurren en los distintos países y la multiplicidad de actores y factores que infieren, es muy difícil comprender dentro de las reglas del orden, que el mundo fuera tal cual como se pretende. Esta complejidad se asocia con la confusión para explicar los mismos. 

Ambiguo, los tres conceptos anteriores configuran un panorama en el cual las significaciones quedan obsoletas con respecto a las connotaciones que se le asignaron. Es decir, una misma cosa se puede explicar o definir de distintas maneras así conformando distintos sistemas de códigos. 

En segundo lugar, la incipiente participación de los jóvenes en la política y en las cuestiones sociales, significa un desafío para los sistemas polìticos y sociales en su conjunto. Esta participación de un nuevo actor en el juego político, se relaciona directamente con un proceso de insatisfacción de la ciudadanía conforme a las decisiones tomadas por la dirigencia gubernamental. Por otro lado, los mismos gobiernos, al encontrarse con este panorama anteriormente planteado, se sumergen en una situación de “cuello de botella” en la cual, el flujo de demandas aumenta y satura al sistema gubernamental y este, se encuentra imposibilitado de poder responder a todas estas. Esto conlleva a una rigidez del mismo, estableciendo un descontento generalizado que atenta con la estructura de los gobiernos. 

Ahora bien, ¿Qué países se enfrentan a este contexto cambiante y convivieron o conviven con irrupciones sociales en sus calles? 

Uno de los casos más significativos en América Latina es lo que está ocurriendo en Chile. El aumento de la tarifa del metro representó la “gota que rebalsó el vaso”, ya que la desigualdad social y económica del país configuró un caldo de cultivo en el cual se configuró un descontento social generalizado. Este se evidenció en protestas masivas que tuvieron lugar en distintas ciudades reclamando por cambios profundos y la renuncia del presidente Piñera. Las manifestaciones dejaron 23 muertos, miles de heridos y graves denuncias contra Carabineros por presunta violación de los derechos humanos. Los jóvenes como protagonistas de dichos levantamientos consiguieron que se proponga un cambio en la Constitución Nacional heredada de la dictadura de Pinochet y en los dìas venideras se llevarán a cabo elecciones para conformar la Asamblea Constituyente.

En Bolivia, las aspiraciones de un cuarto mandato consecutivo de Evo Morales como presidente llevaron a la inestabilidad sociopolítica y a una serie de denuncias de fraude en las elecciones del pasado 20 de Octubre. El resultado fue la renuncia del mandatario forzado por las Fuerzas Armadas; en consecuencia, la senadora Jeanine Áñez asumió la presidencia. Frente a esto, estallaron en La Paz y en otras localidades, enfrentamientos entre la sociedad y la policía. Evo Morales se va del país en calidad de asilado político hacia México y posteriormente a Argentina. Mientras tanto, en suelo boliviano se espera el llamado a elecciones, junto con la expectativa de si se permite o no la participación del MAS (partido del ex mandatario) en los futuros comicios. 

Por otro lado, Colombia se encuentra en un Paro Nacional de casi un mes, en el cual, los dirigentes sociales y sindicales llamaron a una movilización general para exigir cambios en la política social y en los planes económicos del presidente Duque. Dicha protesta se extiende a todo el Estado y marca una situación de inestabilidad y bloqueo para la dirigencia cafetera. El caso de Ecuador es muy parecido. A partir del retiro del subsidio de combustible y el acuerdo con el FMI, tuvieron lugar levantamientos masivos liderados por agrupaciones indígenas. La presencia de la población en las calles no paró hasta que el gobierno retiró las medidas. 

Del otro lado del planisferio, las protestas en Hong Kong parecen no mermar. Lo que inició como un reclamo generalizado por la ley de extradición a la jurisdicción China, se transformó en la exigencia de la democratización efectiva de la isla y el reclamo por la independencia definitiva de la Administración Especial China. Estos levantamientos sociales estàn signados por un alto nivel de violencia en las calles -ya sea por parte del gobierno o de los manifestantes- y la incursión de los jóvenes como agente de cambio contra la influencia de Pekín en el territorio. 

Medio Oriente no está ajeno a las agitaciones sociales en contra del gobierno. Uno de los casos más sobresalientes es el del Líbano. El pasado 29 de Octubre, en un contexto de violentas manifestaciones y una cruda represión por parte de los militares, el Primer Ministro renunció a su cargo en medio de denuncias por corrupción y la incapacidad de la dirigencia en afrontar la crisis económica del país. En la actualidad, el país se enfrenta a una situación de acefalía del poder y la violencia en las calles no disminuyen en Beirut.  En Irak, la violencia en Bagdad dejó al menos 8.100 heridos y se cobró la vida de al menos 400 manifestantes que protestaban contra la corrupción, la crisis económica y la falta de empleo. El resultado fue la dimisión de Adel Abdul Mahdi el 29 de Noviembre luego de que el principal líder religioso rechazara públicamente el accionar del primer ministro. A su vez, Irán vivió una sucesión de levantamientos en contra del estancamiento económico y la subida del precio del combustible, el gobierno de Teherán decidió suspender el servicio de Internet en todo el Estado y se registraron la muerte de 143 ciudadanos que se volcaron a las calles. En Argelia, la renuncia del presidente a principios de este año que buscaba su quinto mandato consecutivo, significó el levantamiento de los argelinos contra el Jefe del Ejército que tomó el poder. En este sentido, las movilizaciones exigen la renuncia de Gaid Salah y el gobierno interino que conformó. 

Europa no estuvo exento y el 2019 estuvo marcado por grandes crisis institucionales donde pusieron en jaque el rol de los gobiernos y la élite para atender y responder a las demandas y exigencias de la población. En Cataluña, la sentencia del procés provocó que miles de independentistas salieran a las calles. Se evidenciaron enfrentamientos contra Los Mossos, bloqueos a aeropuertos y el corte de autopistas y rutas son algunos de los mecanismos optados por los manifestantes para luchar en contra de dicho dictamen. En Francia, el presidente Macron se enfrentó con los “chalecos amarillos”. El movimiento surgido para reclamar el mejoramiento de la calidad de vida y la situación económica de la clase media, se manifestó por meses en París y distintas ciudades del Estado. La reforma al sistema de pensiones habrían reactivado el descontento social y los movimientos y la insurgencia social son nuevamente protagonistas en el país galo. Por último, en el Reino Unido, el Brexit puso en evidencia el estancamiento de la sociedad y la necesidad de separarse de la Unión Europea, durante todo el proceso, miles de ciudadanos se volcaron a las calles a favor y en contra de dicha salida. Las últimas elecciones y el triunfo de los conservadores pondría punto final a dicho proceso el 31 de enero cuando se daría efectiva la salida del Reino del bloque Europeo. 

Como reflexión final, durante el presente escrito se pueden leer repetidas veces las palabras “estancamiento”, “ruptura”, “dimisión”, “crisis económica”. Todas estas expresiones configuran el planteo inicial, el mundo tal y como se comprendió hasta la actualidad, se enfrenta a un proceso en el cual los ciudadanos no se muestran complacientes ante la incapacidad de los gobiernos para resolver las necesidades y demandas que este tiempo volátil y exigente generan. Parece que la palabra que resume los postulados y todos los levantamientos sociales que se evidencian es “Hartazgo”. Las sociedades no se permiten mantenerse pasivas frente al contexto demandante, y esto se exterioriza en el descontento y por ende, en los levantamientos sociales que sacuden, quiebran y atentan contra los sistemas políticos en su conjunto. 

Escrito por

Licenciado en Gobierno y Relaciones Internacionales UADE - Maestrando en Defensa Nacional UNDEF Me cuesta poner en palabras mis ideas. Trato de darle un sentido crítico a todo lo que me rodea.

2 comentarios sobre “2019: Los estallidos sociales como protagonistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .