Nuevas tareas de identificación de restos en Malvinas

En el día de ayer, lunes 9 de agosto, arribó a las Islas Malvinas un grupo de trabajo de médicos forenses para comenzar nuevas tareas de identificación de restos pertenecientes a ex combatientes caídos en la guerra de 1982 con el Reino Unido. El equipo de trabajo está compuesto por seis expertos forenses, de los cuales dos son argentinos, y está coordinado por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). Esta operación se realiza cuatro años después del primer Plan Proyecto Humanitario desarrollado en 2017, donde se logró identificar a 115 soldados argentinos.

Debido a los protocolos creados a fin de contener la pandemia, los expertos deberán cumplir con una semana de aislamiento preventivo. Luego, el lunes 16 de agosto el equipo podrá comenzar sus tareas en el cementerio Darwin donde se montará un laboratorio para comenzar con las primeras investigaciones de los restos hallados.

En este nuevo proyecto se buscará identificar los restos de la tumba múltiple C1 10 que no se había analizado en las anteriores tareas de identificación. Hasta hace unos años atrás, se creía que allí se encontraban los restos de cuatro soldados argentinos, pero luego de diferentes labores se comprobó que los restos de ellos se encontraban en tumbas individuales, por lo que se hizo imprescindible comenzar a esclarecer la identidad de los restos sepultados en la tumba C1 10.

Todas las muestras óseas se enviarán al laboratorio que posee el Equipo Argentino de Antropología Forense en Córdoba. Una vez allí, comenzarán las investigaciones sobre los perfiles genéticos de las muestras y las aportadas por los familiares de los soldados caídos.

Sin embargo, las tareas de identificación de los restos en la fosa mencionada no serán las únicas realizadas por este equipo de trabajo. También, en esta oportunidad se explorará la zona llamada Caleta Trullo, donde funcionó un hospital de campaña durante el transcurso de la guerra, para verificar la posible existencia de otra tumba.

La decisión para comenzar a identificar a los soldados caídos se inició en 2012 durante la gestión de Cristina Fernández, donde se solicitaba hacer posible la identificación de los restos de los excombatientes. En los años posteriores, distintos miembros del Equipo Argentino de Antropología Forense comenzaron a realizar entrevistas y a tomar muestras de ADN de los familiares de los soldados.

Finalmente, esta operación se definió alrededor del año 2016 cuando los gobiernos del Reino Unido y la Argentina acordaron emprender tareas sobre los restos óseos que se hallan en el archipiélago.

Escrito por

Estudiante de cuarto año de la Licenciatura de Gobierno y Relaciones Internacionales en UADE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .