Renuncia el Primer Ministro Medvedev y todo el gabinete ruso… ¿y ahora?

Luego de que el Presidente ruso, Vladimir Putin, propusiera un paquete de reformas constitucionales durante su discurso anual a la Nación el 15 de enero, el Primer Ministro Dmitri Medvedev y todo el gabinete presentaron su renuncia. Este artículo busca contestar preguntas claves para comprender el suceso.

Dmitri Medvedev

Una introducción a la estructura institucional de la política rusa

El escudo de Rusia ilustra la concepción del poder pensada para el Estado -que forma parte de una larga tradición del pueblo ruso, pero eso es para otro día- : el águila bicéfala.

Aunque también remite a la separación pero complementariedad del poder político y el poder eclesiástico, su interpretación cruda es bastante literal: un cuerpo, dos cabezas; un Estado, dos líderes. Así, el Gobierno está conformado por un Presidente y un Primer Ministro.

Rusia está constituida bajo la forma republicana separando los poderes, en primera instancia, en Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

El Presidente es elegido vía elecciones mientras que el Primer Ministro es designado por el Presidente. El Gobierno de la Federación de Rusia está compuesto, además, por vicepresidentes y ministros federales.

  • Los vicepresidentes participan de la programación general del Gobierno y de sus políticas, pudiendo dirimir instrucciones a los demás miembros del Gobierno. Algunos vicepresidentes pueden a la vez ostentar cartera ministerial.
  • Los ministros federales se encuentran al frente de determinadas áreas políticas dirigiendo departamentos o ministerios; o puede el PM encomendarles determinadas tareas específicas bajo su supervisión.

Hasta ayer, el organigrama político ruso tenía a Vladimir Putin como Presidente y a Dmitri Medvedev como Primer Ministro. 

El Legislativo está encarnado en la Asamblea Federal, que se divide en Cámara Baja -Duma Estatal, que ejerce el control político y democrático del Gobierno- y Cámara Alta -Consejo de la Federación, que funciona como cámara de representación territorial y tiene otras funciones-.

La Duma es el órgano más importante de ambas. Sus 450 diputados son elegidos cada 5 años según las listas de partidos políticos por representación proporcional. Entre sus funciones se encuentran:

  • Anular el veto del Presidente de Rusia a leyes federales.
  • Comenzar el procedimiento de moción de censura contra el presidente de Rusia y/o Presidente de Gobierno o contra el gobierno.
  • Aprobar al candidato propuesto por el Presidente para ocupar el cargo de Primer Ministro.

Es decir, Poder Legislativo no interviene en la designación del Ejecutivo. Además, el art. 11 de la Constitución prohíbe elegir a un legislador como Primer Ministro -entre otras restricciones-. Sin embargo, el nombramiento precisa de la aprobación por parte de la cámara baja.

¿En qué contexto sucedió la renuncia?

En diciembre, Putin dio su tradicional rueda de prensa pre-navidades frente a 1900 periodistas. Allí, reforzó su iniciativa para modificar la Constitución, que restringe el número de ejercicios de mandato presidencial a 2. 

Putin ha logrado mantenerse 20 años con una estrategia de “enroque político” con su par Medvedev, donde cuando uno ejerce como Presidente el otro lo hace como PM y viceversa (Putin fue Presidente en 1999, luego PM y actualmente es Presidente). Turnándose de esta manera, no se quebrantó el límite legal. Esto fue posible, a su vez, por los arrasadores triunfos -y con mucha aceptación popular- del partido Rusia Unida del que forman parte.

Pero este año Rusia fue escenario de múltiples marchas pidiendo por la participación de candidatos opositores en las elecciones, cuyas candidaturas habían sido descalificadas por organismos oficiales. Las protestas se dieron en simultáneo a una considerable baja de la popularidad del partido oficialista.

¿Cuáles son sus causas directas?

Un importante legislador propuso reforzar los poderes del Parlamento. La idea es realizar enmiendas constitucionales, que incluyan permitir que el Legislativo participe en la formación del gobierno. Como reporta Perfil “potencialmente podría permitirle (a Putin) cambiar de papel para conservar el poder como jefe del partido gobernante y PM con autoridad constitucional ampliada a expensas de la Presidencia”. Así, lo que a primera vista parece una medida para darle más peso a la Duma, es parte de una estrategia para sostener la figura de Putin en el poder.

El día de ayer Putin dio su discurso anual a la Nación frente al Legislativo, donde hizo efectiva su propuesta para modificar la constitución en pos de ampliar los poderes del Parlamento. El presidente habría descrito “una serie de cambios fundamentales en la constitución, cambios significativos no solo en una serie de artículos de la constitución sino también en el equilibrio del poder en su conjunto”. Pocas horas después, Dmitri Medvedev dimitió junto con todo el gabinete. Sin embargo, los Ministros seguirán en sus puestos hasta que se forme un nuevo equipo.

CNNE comunicó que Medvedev “indicó que el gabinete renunciaba para despejar el camino para las reformas propuestas por Putin” y que “en este contexto, es obvio que nosotros, como gobierno … deberíamos brindarle al presidente de nuestro país la oportunidad de tomar todas las decisiones necesarias para esto. Y en estas condiciones, creo que sería correcto, de acuerdo con la Sección 117 de la constitución”.

¿Qué implican estos cambios?

Por ahora, una gran incertidumbre. El anuncio estremeció las elites políticas en Rusia, que quedaron ponderando las intenciones de Putin y especulando sobre futuros nombramientos al gabinete, en palabras del periodista Vladimir Isachenkov.

Putin también propuso en su discurso organizar una votación para que los ciudadanos rusos puedan expresar su opinión sobre las enmiendas. Sería la primera consulta desde la anterior reforma constitucional en 1993. Está confirmado que la misma sería organizada por La Comisión Electoral Central (CEC) de Rusia.

El académico ruso Leonid Krutakov afirmó a Sputnik que “La dimisión del Gobierno cambia la estructura política del país. (…) Estamos hablando de cambiar el formato”.

El analista político Yuri Svetov opinó que la dimisión del Gobierno es una respuesta a la demanda de cambios surgida en la sociedad, y que significa una transformación de paradigma gubernamental “Se acerca el año 2024, del cambio de poder y la persona que sea nuevo presidente de Rusia no solo tendrá que traer un equipo nuevo, sino que necesitará a las personas que ya tengan experiencia de actividad estatal”. Además, lo relacionó con una táctica para frenar la unilateralidad de Estados Unidos en el plano internacional “Hace falta un enfoque nuevo. Cuando vemos que los esfuerzos de EEUU destruyen el sistema de relaciones internacionales, (…) creo que es necesario un enfoque diferente”.

¿Quién será el próximo PM de Rusia?

Putin ya ha elegido sucesor para Medvedev: el actual jefe del Servicio de Impuestos, Mikhail Mishustin. El propuesto tiene un pasado corporativo: anteriormente fue director del Catastro Federal, en la Agencia Federal de Zonas Económicas Especiales dentro del Ministerio de Desarrollo Económico. Esta es una elección sorprendente, puesto que no figuraba en la lista de los posibles sucesores considerados en los medios internacionales.

Mikhail Mishustin

¿Qué cabe esperar para el futuro?

Ahora es turno de la Duma de analizar al candidatura, disponiendo de una semana para hacerlo. En caso de negar su confianza parlamentaria, el Presidente dispondrá de un máximo de dos semanas más para presentar hasta dos candidatos sucesivos, que podrán ser distintos o ser el mismo propuesto inicialmente.Si los tres candidatos propuestos fueran rechazados uno tras otro, el Presidente de la Federación nombrará libremente jefe del Gobierno federal y disolverá simultáneamente la Duma, convocando a comicios para elegir una nueva cámara baja.

Este es un punto de quiebre muy importante: el sí de la Duma es un visto bueno institucional para mantener a Vladimir Putin como el político más poderoso de Rusia. Su negativa, puede llevar a un colapso institucional y potencial crisis política. Actualmente Rusia Unida ocupa 343 escaños (el 76.2% de ellos), por lo que es casi seguro que Putin seguirá gobernando el país en el futuro próximo, excepto el pueblo ruso vote lo contrario en las elecciones de 2024.

Este puede ser el momento histórico donde el águila bicéfala de la política rusa pierda una cabeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .