Rebord, El Método y una nueva manera de comunicar 

En los últimos años, han surgido nuevas formas de comunicar la realidad. La información no solo se transmite por los medios convencionales como lo son la televisión, radio y diario de papel, sino que han comenzado a surgir nuevos formatos y los medios convencionales empezaron a configurarse distinto: la tele no solo se ve en el televisor y la radio no es solamente algo que se escucha. Ahora también se puede apreciar la imagen y ver en vivo los programas radiales y no es necesario esperar a que el diariero llegue para poder leer el diario. 

En el informe de este año del Digital News Report perteneciente a la Universidad de Oxford sobre el consumo de noticias digitales con más de 93.000 encuestados en 46 mercados que llegan a cubrir la mitad de la población del mundo, el informe documenta una notable falta de desconexión entre el periodismo y el público, y una gran desconfianza a la información que este brinda. Los datos del informe que detallan la situación de Argentina, solo un 19% se informa con medios impresos, a comparación del 2017, momento en el que el porcentaje rondaba el 45% .  El rating de la televisión continúa estable, pero bajo. En Argentina el consumo de noticias a través de Instagram pasó de 25% en 2021 a 31% en 2022 y los podcast son un 5% más escuchados. Los medios de comunicación en Argentina parecen estar en un periodo de transición y de desconfianza a las fuentes y canales tradicionales. Una posible causa es la fuerte polarización que se vive en los medios por la grieta política. También hay quienes suman a esta causa la crisis de representatividad del periodismo tradicional y su manera de informar para alcanzar a la población de forma masiva por falta de adaptabilidad a las nuevas formas de producir información -principalmente a través de redes sociales- por parte de comunidades, influencers, youtubers y periodistas. 

En la actualidad ocurre una búsqueda constante por consumir y producir maneras distintas -y sobre todo rápidas- de informarse. Muchos jóvenes optan por informarse a través de Tik Tok o reels de Instagram, donde prevalece el formato audiovisual  y termina siendo una leve minoría los que se toman el tiempo de leer un artículo de páginas. Uno de los podcast más escuchados en el país pertenece a la productora Posta junto a La Nación y se trata de capítulos diarios de dos minutos que resumen “las noticias que hay que saber”. Los formatos cortos, rápidos y efímeros son los más consumidos por los distintos sectores de la población. 

En esta realidad y contexto resulta pertinente hacer la pregunta acerca de  ¿cómo un formato como es el del Método Rebord, extenso (entrevistas de más de una hora de duración) sin edición ni música, solo el entrevistador y el entrevistado frente a frente conversando, puede tener tanto éxito hoy en día? No buscaremos responder esta pregunta afrontando una verdad definitiva, sino animando a cuestionar la realidad y versatilidad de los medios de comunicación argentinos en la actualidad. 

Dentro de tanto consumo efímero y resumido, en muchos espectadores se oculta la búsqueda de algo fresco y profundo que haga una diferencia  con el consumo rápido y poco recordable. El formato Rebord trae consigo una profundidad poco predecible y realiza un acercamiento a una charla que quizá uno mismo podría -y hasta a veces quisiera- tener con el entrevistado. En uno de sus Métodos donde conversa con la periodista y politóloga María O´Donnell, Rebord le explica que este formato de entrevistas es un formato anti algoritmo, donde el objetivo de lo que hace no es alimentar a éste  y sus visualizaciones, sino justamente, acechar otros caminos. 

En la conversación con María O´Donnell surge, entre muchos temas, la relación del periodismo con el rating y  la entrevistada responde que el periodismo que ella hace no tiene como brújula el rating. Sin embargo, la periodista recalca que la repercusión importa y alimenta al periodismo que uno hace, pero que la búsqueda de la verdad no puede tener como premisa principal y norte casi único la idea de CUÁNTOS ven o leen lo que hacés. En la era de la hipercomunicación e información, donde un click te lleva a poder acceder a cualquier conocimiento que desees, parece haber un sector de la sociedad -que consume las largas entrevistas de Rebord y quizá también se toma el tiempo de leer artículos- que busca lo recordable y lo que pueda permanecer un poco más en el tiempo. En  muchos casos,  lo extremadamente efímero termina siendo la nada misma. 

Sin embargo, a pesar de los distintos formatos disponibles para informarse sobre la actualidad, la desconfianza hacia los medios de comunicación fruto de la polarización política continúa en ascenso, según el Digital News Report, en Argentina durante el 2017 un 39% expresaba confiar en los medios de comunicación, en el 2022 el porcentaje bajó a un 34% . Solo un 15% de los encuestados piensan que los medios de comunicación no tienen ninguna influencia política. La desconfianza hacia los medios de comunicación tradicionales continúan generando la necesidad de que el acceso a la información tome otros formatos y sea relatada por distintas y nuevas voces. 

Deja un comentario