EL SENADO DEBATE SOBRE UNA NUEVA COMPOSICIÓN DE LA CORTE SUPREMA

El Senado de la Nación comenzó a debatir este miércoles tres proyectos que introducen modificaciones a la conformación de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, y cuya autoría pertenece al senador del Frente de Todos, Alberto Rodríguez Saá; la senadora riojana y ex Juntos por el Cambio, Clara Vega y el legislador rionegrino, aliado al oficialismo, Alberto Weretilneck. En efecto, la reunión se llevó a cabo desde las 12.30 en el Salón Arturo Illia del Palacio Legislativo y prevé convocar a especialistas en próximas jornadas.

En el día de hoy, además, Silvia Sapag, anunció la presentación de un proyecto de su autoría sobre la ampliación de cinco a 15 el número de jueces de la Corte. La legisladora explicó que «es importante no sólo hablar de números sino también de la calidad» de los miembros del tribunal, por lo que en su propuesta incluye, entre otros puntos, que los jueces informen sobre sus bienes.

La iniciativa de Rodríguez Saá, propone elevar a nueve la cantidad de jueces en la Corte (actualmente en cinco) respetando la paridad de género y el nombramiento por regiones.

El segundo proyecto, presentado por Vega, pone foco en regular el cupo de género, sin modificar el número de miembros.

Finalmente, Weretilneck presentó este lunes  un proyecto para elevar a 16 el número de integrantes de la Corte. Su iniciativa establece que en la nueva conformación de la Corte Suprema se deberá reflejar: “las diversidades de género, especialidad y procedencia regional en el marco del ideal de representación de un país federal». Lo que indica que, como mínimo, deberá haber tres magistrados por cada una de las cinco regiones del país que se establecen: Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), Buenos Aires, Norte, Centro y Sur.

Además, se modificaría el funcionamiento de la Corte: se dividiría en cinco salas, de tres miembros cada una, que se armarían por sorteo “para evitar la concentración de poder”.

En principio, se discutirán los textos de los senadores Vega, Rodríguez Saá y de su par de Juntos Somos Río Negro, Alberto Weretilneck. No obstante, una reforma del número de integrantes de la Corte puede alcanzarse con mayoría simple, algo factible para el oficialismo en el Senado si suma a sus aliados provinciales habituales. Sin embargo, esta estrategia se torna casi imposible en Diputados, donde está mucho más lejos de la mayoría. La oposición ya advirtió que no apoya la idea. Además, para nombrar a cada nuevo juez se requieren dos tercios de los votos en la Cámara alta, inalcanzables sin un gran acuerdo político.

Escrito por

Estudiante avanzada de Ciencia Política y Gobierno en Universidad Torcuato Di Tella

Deja un comentario