SEMANAS ACTIVAS DE DIPLOMACIA ESTADOUNIDENSE EN CENTROAMÉRICA

Centroamérica es la región de América Latina sobre la cual Estados Unidos ha puesto su foco desde la asunción de la administración Biden-Harris. La cercanía y la inestabilidad de países como Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua ponen en riesgo la seguridad nacional de Washington. En la Guía Estratégica Provisional de Seguridad Nacional publicada en marzo del 2021, el gobierno norteamericano se compromete a asistir a la región con 4 mil millones de dólares durante los próximos cuatro años, buscando abordar las causas fundamentales de la migración irregular, como la violencia, la pobreza, la corrupción y la recesión económica. Durante estas últimas dos semanas han pasado por diferentes países de la región Samantha Power, titular de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés), Antony Blinken, Secretario de Estado, y la propia vicepresidenta, Kamala Harris.

El 11 de junio, la USAID anunció que Power viajaría a los tres países del Triángulo Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador) del 13 al 17 de junio con el objetivo de “enfrentar los retos de gobernabilidad, económicos, y de seguridad que están influyendo para que los centroamericanos emigren hacia el norte”. Al momento de escribir esta nota, Power se encontraba en Honduras donde se reunió con funcionarios gubernamentales y miembros de la sociedad civil beneficiaros de los programas de la agencia. Además, durante su visita también anunciaron 24 millones de dólares destinados a expandir las oportunidades de empleo y promover la participación electoral del país, que celebrará sus elecciones legislativas y presidenciales el 28 de noviembre. Se espera que su visita a los demás países incluya actividades similares con el objetivo de focalizar la ayuda humanitaria que canaliza la USAID.

Por otra parte, Blinken, en su primer viaje a Latinoamérica, participó de una reunión de cancilleres del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) en Costa Rica, donde mantuvo reuniones bilaterales y multilaterales. Allí sostuvo que la región atravesaba un momento de debilidad en sus democracias reflejado en la “erosión de la independencia del poder judicial, la represión de los medios independientes y las organizaciones no gubernamentales, la proscripción de los opositores políticos y el retroceso en la lucha contra la corrupción”. En esa línea, en un reciente comunicado conjunto regional Honduras fue el único país que no adhirió al mismo. Durante la actual visita de Samantha Power a dicho país, la funcionaria solicitó al gobierno de Juan Orlando Hernández sumarse al pedido hemisférico para que cesen los arrestos arbitrarios de opositores políticos y violación del Estado de Derecho en Nicaragua.

Finalmente, Kamala Harris se reunió con Alejandro Giammattei, presidente de Guatemala, en su primer viaje al exterior como vicepresidenta de los Estados Unidos. Durante su visita el 7 de junio, Harris desarrolló una agenda bilateral  centrada en tres ejes: migración irregular, combate a la corrupción y desarrollo económico. Además, mantuvo un encuentro con representantes de la sociedad civil, quienes le plantearon como estrategia mantener un espacio de contacto bilateral con los Estados Unidos. Entre los anuncios más destacados es posible mencionar la creación de una “fuerza de combate anticorrupción” en la que el gobierno estadounidense capacitará a personal del sector justicia en Guatemala con ayuda del Departamento de Justicia, el Departamento del Tesoro, y el Departamento de Estado.

Una de las líneas transversales de la diplomacia de los Estados Unidos durante su intensa actividad en la región ha girado en torno a la búsqueda de compromisos democráticos, la promoción de la necesidad del fortalecimiento institucional, el empoderamiento de la sociedad civil como miembros activos de una democracia más fuerte, y la independencia de la justicia. Queda el espacio para observar si el compromiso de los Estados Unidos estará condicionado a la mejora en las condiciones de la democracia o qué otras alternativas utilizará para lo que considera un espacio geográfico vital para su seguridad nacional.

Escrito por

Licenciado en Gobierno y Relaciones Internacionales (UADE). Becario Fulbright 2018. Maestrando en Política y Economía Internacionales (UdeSA).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .