Tras 12 años, llegó a su fin la era Netanyahu en Israel

Hubo que esperar hasta último momento, pero finalmente el acuerdo llegó. Este miércoles por la noche, a minutos de que finalizara el lapso de 28 días que tenía Yair Lapid para formar gobierno, se reunieron las voluntades suficientes y, tras cuatro elecciones en dos años, la incertidumbre quedó de lado e Israel formará un nuevo Ejecutivo. El gran perdedor fue, sin dudas, Benjamín Netanyahu, actual primer ministro, quien abandonará el puesto luego de 12 años de mandato. El ganador, Naftali Bennett, quien lo reemplazará en el cargo.

Lapid, líder del partido centrista Yesh Atid, tenía tiempo hasta la medianoche del miércoles para lograr una colación con más de 60 escaños en la Knesset. Fue una jornada de intensas reuniones y diversos obstáculos por sortear. No obstante, cerca de las 23:30, finalmente los distintos partidos del bloque opositor se pusieron de acuerdo y le comunicaron al presidente Reuven Rivlin que habían logrado formar gobierno. Si Lapid no consumaba el objetivo, el mandato volvía al Parlamento e Israel se encaminaba a una quinta ronda electoral en un lapso de dos años.

De este modo, la coalición estará integrada por ocho partidos muy diferentes, pertenecientes tanto a la derecha, el centro y la izquierda del mapa político. El bloque, que tendrá una débil mayoría de 62 parlamentarios sobre los 120 miembros totales de la Knesset, espera ser ratificado en un plazo máximo de 12 días. Las facciones que integren el nuevo Ejecutivo, con sus respectivas bancas obtenidas en las elecciones del pasado 23 de marzo, serán: Yesh Atid (17), Kajol Labán (8), Yamina (7), Avodá (7), Yisrael Beiteinu (7), Tikva Hadasha (6), Meretz (6) y Raam (4).

Ahora bien, aunque fue Lapid quien recibió el mandato para formar gobierno, no será él quien reemplace a Netanyahu. Sucede que para alcanzar la mayoría de escaños, el líder de Yesh Atid tuvo que negociar con Naftali Bennett, presidente de Yamina y viejo aliado del todavía primer ministro. Entre ambos, llegaron al acuerdo de implementar un gobierno de rotación: Bennett ejercerá el cargo durante la primera mitad del mandato de cuatro años, mientras que Lapid tomará el poder en el segundo turno, a mediados de 2023.

Yair Lapid (izquierda) y Naftali Bennett (derecha)

Con este acuerdo multicolor, que incluso contará con la participación de un partido árabe (el Raam), la era Netanyahu llega a su fin. Por lo menos por un tiempo. El líder del Likud cumplirá este fin de semana 13 años y 128 días al frente del gobierno de Israel, en una cuenta que surge de la sumatoria de sus dos ciclos: de 1996 a 1999, y de 2009 hasta la actualidad. Con estos datos, el controvertido político ostenta el récord de mayor permanencia en la función. Sin embargo, a partir de ahora, deberá hacerse a un lado.

Cuando en los próximos días la coalición sea ratificada por el Parlamento, Bennett comenzará un mandato plagado de desafíos. El principal será sortear las discrepancias ideológicas del bloque para, de este modo, utilizar su mayoría en la Knesset y poder llevar a cabo nuevas políticas. Pero no la tendrá nada fácil, ya que, por primera vez en mucho tiempo, del lado opositor estará Netanyahu, quien buscará incesantemente derribar a la coalición oficialista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .