#SakeMundial N°7 – Litigio estratégico de México a los Estados Unidos

Muy buenos días, gente. Espero que hayan tenido un agradable fin de semana largo, que no abundan mucho en nuestro país. #SakeMundial llega una vez más con un popurrí de política internacional y la semana laboral tiene un día menos. Les cuento que estos días me tienen feliz y enojado, como Rafa Gorgory, porque estoy a un paso de concluir mi querida carrera de grado, pero en la eterna espera de una calificación que nunca llega al SIU y, por ende, no me deja festejar con 100% de paz mental. Dejando de lado ese pormenor, fueron media docena de años que dejaron una infinidad de momentos y personas de las que aprendí y sigo aprendiendo un montón. Nunca pensé en el momento de la pregunta existencial ¿Y ahora qué?, pero entre pasos más por dar y crecer en lo profesional y académico, estoy entusiasmado por seguir educándome en esta eximia disciplina que elegí. Hecha esta pequeña introducción,, vamos a los temas de hoy.

En primer lugar, la semana pasada el gobierno mexicano emitió una histórica demanda a los fabricantes y distribuidores de armas de los Estados Unidos en un tribunal federal de la nación presidida por Joe Biden. Sucedió bajo el trasfondo de buscar aumentar los controles fronterizos y apunta a que las prácticas comerciales de armas bajo ilegalidad y negligencia son un factor central de la violencia sin fin y fomentan el narcotráfico en México. Un llamado que, sin dudas, debe alertar sobre el cómo de avanzar en el problema que representan las armas de fuego sin regularización.

En segunda instancia, nos movemos unos kilómetros a Centroamérica para hablar de la reciente oficialización de Daniel Ortega, junto a Rosario Murillo (su esposa) como fórmula electoral por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) para las elecciones nicaragüenses de noviembre. Lejos de ser una sorpresa, ya que es la cuarta consecutiva, si es importante resaltar que transcurre en un contexto de graves violaciones de derechos humanos, crímenes de derecho internacional y un preocupante deterioro institucional que va en detrimento del régimen democrático.

En tercer lugar, saltamos el Atlántico para abordar un tema que viene tomando relevancia en Europa y se vincula con la crítica situación socioeconómica que azota al Líbano, donde hace días se cumplió un año de la devastadora exposición en Beirut, que no pudo haber sucedido en un peor momento. Por lo tanto, el motivo de traer este tema es destacar la condición de nación con intereses estratégicos vitales para la UE.

Litigio estratégico de México a los Estados Unidos. 

Es indudable que la frontera entre los Estados Unidos y México ha sido y es un punto arduo de las negociaciones entre ambas naciones, donde sucede de todo entre lo legal y lo ilegal. De hecho, la semana pasada el presidente Andrés Manuel López Obrador tuvo una conversación con la vicepresidenta de los Estados Unidos, Kamala Harris, para abordar el control migratorio, la cooperación para enfrentar la pandemia y la reactivación de la economía mexicana. Lectura que refleja la preponderancia de la bilateralidad como central en la política exterior. Empero, lo que nos trae hoy es la reciente demanda de la Secretaría de Relaciones Exteriores Mexicano no al gobierno estadounidense, sino que apunta a los fabricantes y comerciantes de armas de Estados Unidos, demanda que ocurrió en un tribunal federal de Estados Unidos

En total, son once las empresas demandadas y la acusación central se basa en la negligencia por facilitar el tráfico ilícito y de detonar así la violencia en el país. En ese sentido, México pretende que haya un resarcimiento económico por los daños y que, a su vez, incorporen mecanismos de seguridad en sus armas, un tema bien álgido en la nación gobernada por Joe Biden. Dos datos cortos para dimensionarlo: (1) Estados Unidos es el único lugar del mundo donde hay más armas en poder de particulares que habitantes en el país y (2) concentrando el 5% de la población mundial, y sus habitantes poseen 45 por ciento de las armas de fuego privadas que hay en el planeta. ¿Se entiende? Sin embargo, la venta de armas de EE. UU lejos de está de ser la principal causa de la violencia en México, pero no hay dudas de que la alimenta y es una víctima colateral. La violencia criminal en México se produce porque operan, con gran impunidad, grupos criminales. Y, lo que es más, gobierno tras gobierno convive con la presión de estos grupos, impidiendo sentar las bases para una política de estado que doblegue la permanente violencia y la altísima tasa de homicidios.

Ahora bien, la demanda de la cartera de Relaciones Exteriores mexicana debería ser un llamado a tomar con seriedad desde el gobierno norteamericano, porque abre una ventana de oportunidad para beneficiar a su sociedad. Según un estudio del Global Burden of Disease del año 2019, Estados Unidos es la nación rica con la tasa de homicidios por armas de fuego más alta del mundo. Lo que se puede explicar no solo por la cantidad de armas en circulación en el país, sino por las disparidades, segregación y el racismo estructural latente. De todos modos, en el seno de Latinoamérica, donde hoy solamente las constituciones de Guatemala, Haití, México y Puerto Rico contemplan condicionalmente la posesión de armas, también ha sido incipiente el debate en torno a su flexibilización, que no debe ser pasada por alto en tanto refleja la influencia de la industria armamentística en la región. Por lo tanto, lo indispensable es que haya una normativa sólida que esté acompañada de una estrategia en su implementación contra el mercado ilegal de armas.

La candidatura de Ortega recuerda la impunidad de su régimen.

El próximo 7 de noviembre serán las elecciones generales en Nicaragua. Como era de esperar, se produjo la oficialización de la candidatura de Daniel Ortega (75 años) junto a Rosario Murillo (su esposa), designados por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) para competir en unos comicios lejos de la credibilidad y la competitividad. Por lo que todo se perfila para una reelección, teniendo en cuenta además que será la octava vez que Ortega se postula a la presidencia en 37 años y su cuarta vez consecutiva. No obstante, a diferencia de las elecciones del 2016, el binomio conformado por Ortega y Murillo ha perdido parte de la popularidad, en parte debido a las protestas del 2018, lo que ha sido un factor adicional para contribuir al deterioro democrático. Como si no fuera suficiente escándalo, (recién) este año Bruselas y Washington dieron un paso al frente emitiendo sanciones contra los funcionarios del gobierno responsables por la violación de los derechos humanos entre 2018 y 2019.

En este sentido, la latitud nicaragüense viene atravesando un accionar intensificado que vulnera los derechos humanos, visible a partir de la persecución contra toda disidencia. Esto se puede observar a partir del hecho de que, en los últimos meses, el gobierno de Ortega se encargó de restringir asiduamente la libertad a más de una treintena de adversarios políticos, entre los que se incluyen aspirantes a la presidencia. En total, son ocho los contendientes presidenciales que han sido arrestados desde el mes de mayo, sobre quienes cae una vaguedad en torno a cargos de traición, que se justifica con la Ley N.º 1055 aprobada en el 2020 y rechazada ampliamente por la comunidad internacional. En adición, la gravedad de la detención crece al conocerse que cada uno de los detenidos están recluidos en un paradero incierto, sin comunicación alguna y sin posibilidad de ser asesorado por un abogado. 

“Todo puede pasar aquí, menos que el Frente Sandinista pierda el poder”, afirmó Tomás Borge, guerrillero fundador del Frente y miembro de su dirección nacional durante el gobierno que siguió a la Revolución, en una entrevista en el 2012, año de su fallecimiento. ¿Cómo se interpreta semejante afirmación? Por un lado, data la naturaleza del régimen de Daniel Ortega que, desde 2007, coopta y desmanteló las instituciones democráticas del país, además de vaciar el contenido ideológico del FSLN, abandonando la promesa de la redistribución de la riqueza y del progresismo social con el fin de tomar y preservar el poder. En otras palabras, transformó al Frente en una fuerza de derecha para impedir el retorno de la derecha. Por el otro, si bien hay que tomar el año 2018 como punto desequilibrante, va de suyo sin importar el enorme deterioro socioeconómico y aislamiento internacional que acompañó el estallido, es probable que Ortega y Murillo se perpetúen en el poder este año y, con ello, su impunidad. Lo que, según la reflexión de Mateo Jarquín y Salvador Martí, llevará a Nicaragua a su peor destino

Entonces, ¿por qué la oposición nicaragüense no ha podido crear una alternativa y contrapeso al FSLN, ahora hegemonizado completamente por la familia Ortega-Murillo? Queda claro que el régimen de Ortega resistió el embate opositor gracias a su control de las instituciones y al uso de la fuerza, pero la fragmentada dirigencia que surgió de las protestas del 2018 conjuga una gran pluralidad de sensibilidades ideológicas e intereses sectoriales. Además, una cosa es la protesta en la calle y otra es la competición en la arena electoral. En ese sentido, las dos principales organizaciones surgidas a raíz del estallido, Alianza Cívica (AC) y Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), no lograron convertir la energía callejera en moneda para negociar reformas clave, ni pudieron convertirse en vehículo electoral o fuerza política. Para cerrar, el fracaso de la oposición en Nicaragua se explica, en gran medida, por su propia naturaleza, cuya cabida para ser alternativa de gobierno siempre ha sido condicionada por los mismos procesos de (des)democratización que aferraron a Ortega al poder.

¿Es la reconstrucción del Líbano una misión imposible?

Ha pasado más de un año desde la explosión en la cosmopolita ciudad de Beirut que conmovió al mundo entero. Si bien se ha mostrado preocupación de diferentes entidades, desde el Papa Francisco hasta organizaciones civiles, la realidad arroja que la situación en el Líbano no ha girado hacia la prosperidad ni por asomo. Por el contrario, a falta de arrestos de los responsables, las investigaciones locales siguen recabando información y las élites políticas no se ponen de acuerdo en la formación de gobierno – que se rige por un poder compartido para representar plenamente a sus comunidades religiosas –, lo que agudiza la incertidumbre generalizada, ensancha el descontento social y dificulta la respuesta a la crisis. Como si no fuera poco, el Banco Mundial expresó su preocupación, considerando su crisis económica y financiera como una de las más graves del siglo, pero siendo incisiva en la falta de toma de decisiones y de consenso político inserto en un sistema económico en quiebra. 

En conjunto, la situación del Líbano que en la década de 1950, posterior a su independencia de Francia, era considerada la “Suiza de Oriente Próximo”, se convirtió en un polvorín producto de la diversidad confesional y el reparto de poder entre las comunidades. Junto con ello, la geografía próxima a Medio Oriente provocó que no estuvieron exentos del conflicto árabe-israelí y la presión política de los refugiados palestinos. Esto redundaría en el suceso más trágico en el Líbano, los quince años de guerra civil (1975-1990), cuyas secuelas y desafíos perduran hasta la actualidad. En el afán de reconstruir el país, la permanencia en el poder de quienes fueron parte del conflicto más grande de la historia libanesa originó redes clientelares corruptas más que corregir el rumbo del país. Por lo tanto, sin un gobierno reformista con el que comprometerse, la Unión Europea está perdiendo un socio potencial en un entorno geopolítico profundamente inestable.

¿A qué se debe esto? Si bien se han tomado medidas para rescatar a la nación europea, tales como la acción conjunta entre la ONU y Francia para recaudar fondos (sobre la que escribí acá) y el programa Reforma, Recuperación y Reconstrucción (3RF) , el Líbano requiere estar en la agenda de las naciones europeas, a fin de que le sea facilitado un cambio lejos del compromiso de las élites y diseñar una nueva política que apoye a la gente común y a los activistas de base, mientras buscan trabajar alrededor de las estructuras corruptas del país (en la actualidad, el Líbano puntúa 25/100 en el índice de percepción de la corrupción de Transparencia Internacional). Por otra parte, las incesantes movilizaciones de protesta social que se nuclean alrededor de la necesidad de una serie de reformas económicas y legales constituyen el bastión del enfoque y lleva, fundamentalmente, a que se considere la estabilidad y la prosperidad del Líbano como un medio importante para promover los intereses de la UE en una región inestable. Este cambio estratégico podría ser el puntapié para dar fin a un amplio historial de reformas fallidas y proyectos mal financiados, del mismo modo que debe focalizar en la demanda sobre las medidas anticorrupción, política macroeconómica y un poder judicial independiente.

Una más sobre el Líbano, lejos de contentarme me produce tristeza: mientras redacto el news, otra explosión se produjo en un distrito de la región de Akkar, dejando un número de 28 víctimas, por el momento. Todavía se desconoce la causa de la explosión.

Por hoy, es todo. Como en cada entrega, si llegaste hasta acá, muchas gracias por dedicarle unos minutos de tu tiempo a la lectura de #SakeMundial. No tengas dudas en que estás invitado gratuitamente a hacerme una devolución, consideración, reproche o reconocimiento. Sin más, te deseo una buena semana y vamos con las recomendaciones ociosas y una no tan ociosa, como es el reporte del equipo de ambiente del mes de julio. Un abrazo.

Recomendación ambiental: El reporte de ambiente de julio, de Cami Russmann. 

Recomendación cinéfila: The Mule.

Recomendación seriéfila: Su último deseo.

Recomendación documental: Morir para contar.

Recomendación literaria: Memorias del presente, de Rodolfo Terragno.

Recomendación musical: Gracias a la vida, de Joan Báez y Mercedes Sosa. 

Escrito por

Estudiante de Ciencia Política en la UBA. Vivo en Quilmes, apasionado por el deporte, la música y conocer cada rincón de este mundo. Caminando por la senda del Taekwondo y con la cabeza puesta en la realidad internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .