#SakeMundial N°6 – ¿Puede haber cooperación en los Balcanes?

¡Buenos días! Buen inicio de semana. Por mi parte, estoy triste porque se terminaron los Juegos Olímpicos. Entre sus tantas anécdotas que quedarán grabadas, como el podio más joven de la historia en skateboarding, este festejo del venezolano Julio Mayora en halterofilia, la épica remontada de la neerlandesa de origen etíope, Sifan Hassan, y el retiro de la mejor gimnasta del mundo, Simone Biles, para preservar su salud mental (aunque no se fue sin medalla), también escribí una nota sobre su lado político. La pueden leer acá. Hecha esta introducción, me calmo sobre los JJ. OO y vamos a lo que nos compete.

Hoy vamos a charlar de un conflicto de larga data que involucra a las naciones de la península balcánica. Como quien espera la llegada de alguien que nunca llega, Serbia, Albania y Macedonia del Norte estrecharon sus manos para dar lugar a una vía alternativa a la dilatada adhesión a la Unión Europea. ¿Cuál es? “Los Balcanes abiertos”.

Por otro lado, hay que destacar la reciente asunción de la India de la presidencia en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, nación que ocupa un lugar como miembro no permanente y es una de las que más tropas aporta a las misiones de paz de la ONU. De refilón, un espacio para el debate sobre la (pendiente) reforma de la ampliación del Consejo de Seguridad.

Y, para cerrar la entrega de hoy, nos trasladamos a Europa Oriental para hablar sobre Bielorrusia. No conforme con que sus atletas no quieran volver a su país por el hostigamiento padecido, el gobierno encabeza un avance desmedido contra la oposición, liderado por su presidente, Aleksandr Lukashenko. ¿Un dato adicional? El señor bielorruso gobierna desde la creación del cargo, en 1994. Aquí vamos.

¿Puede haber cooperación en los Balcanes?

Las naciones de la península balcánica poseen un prolongado conflicto con la Unión Europea en torno a su dilatado ingreso. Al respecto, hay que tener presente que los términos establecidos para su membresía son los criterios de Copenhague. A ello se le suma las exigencias de cumplir con el Tribunal Internacional de la Haya y establecer un área de cooperación regional, lo que resultó en divergentes toma de decisiones de los gobiernos de la península, que favorecieron a algunos (Bulgaria, Eslovenia y Croacia) y obstaculizaron a otros (Bosnia, Kosovo, Albania, Macedonia, Montenegro y Serbia) su ingreso. Además, existe la Zona Schengen, un acuerdo entre 26 naciones (22 forman parte de la UE) que abolieron los pasaportes y controles fronterizos. En este sentido, su propósito fue promover el libre movimiento de personas, servicios, bienes y capital. Empero, a la actual riña entre UE y el espacio Schengen se le suma un mediador: el ETIAS (Sistema de Información y Autorización de Viajes), que se dispuso por la UE para que los ciudadanos de países estén exentos de visa para visitar el Espacio Schengen.

 Lista de Países del Espacio Schengen

Lejos de convencer al trío balcánico conformado por Serbia, Albania y Macedonia del Norte, sus mandatarios encabezaron una histórica reunión para demostrar que también pueden construir una buena imagen en política exterior, en un contexto que ha dejado atrás la violencia a gran escala de la década de 1990. Para ello, acordaron abolir los controles fronterizos entre los tres estados a partir del 1 de enero de 2023. En este sentido, la proyección de la cooperación regional se nutre de la Zona Schengen, ahora rebautizada como “Balcanes Abiertos”. Esta sostiene como pilar mejorar las relaciones políticas y económicas, y fortalecer los lazos culturales entre las naciones. A su vez, en el mediano plazo, otros países (Bosnia y Herzegovina, Kosovo y Montenegro) tienen perspectivas de unirse al trío balcánico, alguno de los cuales están en el tintero de Bruselas para su membresía a la UE. 

No obstante, hay que mencionar que este manto de próspera política exterior cubre una política interna que dista de adecuarse a los valores democráticos, persistiendo prácticas nocivas para el funcionamiento de las instituciones. Así lo evidenció el informe de Freedom House  de este año, llamado Giro antidemocrático. Según su estudio, mientras que Serbia y Albania muestran un declive propiciado por las normas antidemocráticas, Macedonia del Norte denota cambios positivos sobre el terreno, lo que se debe al reparo del daño institucional encabezado por el primer ministro Zoran Zaev. Al respecto, se ha optado por llamar a estos gobiernos que no terminan de resolver las tensiones endógenas (economía, corrupción, tendencia autoritaria) como “estabilocracias”, lo que, por otra parte, certifica que la ausencia de violencia no significa para nada la ausencia de conflictos.

Desde otro ángulo, Bruselas y Washington se empeñan en preservar su influencia política sobre la turbulenta península, que ha sido y mantiene su carácter de campo de batalla geopolítica. Lo cierto es que la Unión Europea corre el riesgo de perder ante dos grandes contrapesos, como lo son Rusia y China en su propio patio trasero, como consecuencia de sus retrasos en la toma de decisiones. Ello crea la apertura de vías prósperas para socios potencias y aumentan las tensiones con los lazos europeístas en la región más volátil del continente. A ello se le suma el ascenso de los líderes nacionalistas, lo que va en detrimento de la estabilidad y el compromiso europeo. En síntesis, el problema en los Balcanes es que algunos actores extranjeros siguen jugando al juego de divide y vencerás, lo que dificulta el proceso de reconciliación en la región y estorba las voluntades políticas para avanzar en el anhelado deseo de la integración europea.

Puntos sobre la presidencia de la India en el Consejo de Seguridad de ONU

La India tiene motivos para alegrarse: el equipo de hockey masculino, el más exitoso de la historia de los Juegos Olímpicos, volvió a ganar una medalla olímpica después de 41 años. Pero, además, este mes se produjo el traspaso de mando de la presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU de Francia al país gobernado por Narendra Modi. Hay que tener presente que la nación euroasiática, como miembro no permanente, comenzó este año su octavo mandato. Junto a Irlanda, México y Noruega, fueron elegidos por dos años, en la misma jornada que Volkan Bozkir fue elegido como nuevo presidente de la Asamblea General, en reemplazo de Tijjani Muhammad-Bande.

En lo que respecta a la agenda india, se destaca el debate sobre seguridad marítima, que será presidido por el primer ministro, Narendra Modi. Se espera que Maria Luiza Ribeiro Viotti, Jefa de Gabinete del Secretario General, y Ghada Fathi Waly, Directora Ejecutiva de la UNODC, informen al Consejo. El segundo evento de renombre será la discusión a nivel ministerial sobre “Tecnología y mantenimiento de la paz”, que será presidida por el ministro de Asuntos Exteriores de la India, Subrahmanyam Jaishankar. En adición, el Consejo se reunirá para discutir un nuevo informe de nivel estratégico sobre la amenaza que representa el Estado Islámico en Irak y el Levante, la situación política y humanitaria y sobre el uso de armas químicas en Siria, entre otros temas de Medio Oriente. En cuanto al continente africano, las naciones de Somalia y Malí serán abordadas durante este mes, pero también tendrán en su radar los acontecimientos en Etiopía (Tigray), Haití y Myanmar.

Ahora bien, ya durante el eclosionado año 2020, Narendra Modi solicitó su ingreso al Consejo, aludiendo no sólo al rol de la India en las misiones de paz, sino también dejando entreabierto el inconcluso proceso de reforma del Consejo de Seguridad. Por lo que, la membresía representa una oportunidad para que el país deje su voz pasiva, demuestre poder y responsabilidad global, fortaleciendo así su reclamo de un puesto permanente en el Consejo (recomiendo este artículo para entender un poco más del asunto). Este reclamo es compartido con potencias como Alemania y Japón, naciones que se destacan por su valiosa contribución a la ONU. Además, es un tema sobre el que la Argentina se ha manifestado formalmente. Y, para cerrar, hay que tener presente que se da en un contexto con el sistema internacional cruzado por la recuperación de la pandemia de COVID-19, el creciente antiliberalismo, la profundización de la desigualdad de ingresos y el irresponsable legajo de la administración Trump.

Cuestionar no es una posibilidad en Bielorrusia.

Las cosas van de mal en peor en Bielorrusia. Esta semana encontraron sin vida a Vitaly Shishov, activista opositor al gobierno que preside desde 1994 Alexandre Lukashenko. Si, desde 1994, cuando Bielorrusia se formó como nación independiente. Ahora bien, unos días atrás, en los Juegos Olímpicos, la atleta Krystsina Tsimanouskaya se trasladó en situación de asilo humanitario a Polonia, tras ser amenazada con la repatriación forzosa luego de criticar a las autoridades del país por tomar decisiones inconsultas sobre su participación. Semejante revés en lo deportivo dista de comportarse como propaganda política. Adicionalmente, hace unos meses tuvo lugar un aterrizaje forzoso de un avión civil en Minsk, con el fin de detener al disidente Roman Protasevich. Sin dudas, un grave suceso para la convivencia internacional. Estos recientes hechos dejan en claro que en Bielorrusia no existe la posibilidad de cuestionar. 

En este sentido, el holgado resultado de las elecciones del 2020 en favor de Lukashenko, donde por primera vez se presentó una candidata opositora, fue apuntada por la OSCE como fraudulentas y atentando contra los derechos humanos. Ello dio lugar al hervidero de protestas multitudinarias que se enfrentaron a la represión policial. En tanto, la respuesta del gobierno autocrático versó en encarcelar opositores y forzar el abandono del territorio, acentuando la fractura entre gobierno y oposición. De ello resultó el impulso a la oposición para buscar revitalizar la democracia y los derechos humanos manteniendo diálogo con las naciones que desconocen la legitimidad del gobierno en funciones y, con ello, aumentar la presión internacional sobre el gobierno. Empero, una de las claves del gobierno ha sido durante estas décadas el respaldo, intercambio y alianza con Rusia y China.

Es por ello que la relación con la Unión Europea tampoco transita tiempos de serenidad. Por el contrario, junto con la OTAN, le han impuesto sanciones ante las reiteradas denuncias de persecución y expulsión de embajadores. Ello no quita, por otro lado, que Bielorrusia posea naturalmente una posición estratégica en el mapa europeo, por situarse entre Europa Occidental y Rusia. Entre tanto, la oposición democrática en Bielorrusia, iniciativa formada por figuras políticas y de la sociedad civil (entre ellas la candidata principal de la oposición, Svetlana Tijanóvskaya, y la Premio Nobel de Literatura, Svetlana Alexiévich), extiende las fronteras diplomáticas por Europa y por Estados Unidos, denunciando el accionar del gobierno y, a su vez, ha creado el Foro Democrático de Bielorrusia. Incluso, el año pasado fue galardonada con el Premio Sajarov a la libertad de conciencia

Bueno, por hoy es todo. Les agradezco por haber invertido tiempo de su día en esta lectura y, como en cada entrega, no duden en hacerme llegar cualquier comentario que crean conveniente para aportar a #SakeMundial. No quiero omitir agradecer especialmente el aporte que me hizo mi tocayo Seba Parnes al desglose sobre los Balcanes. Por último, si te gusta el contenido de #PAW, también podes aportar tu granito de arena por aquí. Cerramos, como en cada entrega, con algunas recomendaciones ociosas:

Recomendación cinéfila: Beasts of No Nation.

Recomendación seriéfila: Sweet Tooth.

Recomendación documental: En el nombre del Litio

Recomendación literaria: Género y poder, de María Sonderéguer.

Recomendación musical: Where is the love? De Black Eyed Peas.

Escrito por

Estudiante de Ciencia Política en la UBA. Vivo en Quilmes, apasionado por el deporte, la música y conocer cada rincón de este mundo. Caminando por la senda del Taekwondo y con la cabeza puesta en la realidad internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .